Una técnica predice los efectos secundarios de la radioterapia

Una técnica predice los efectos secundarios de la radioterapia

Los pacientes con cáncer de próstata podrán saber cómo les afectará el tratamiento antes de que se produzcan esas temidas reacciones

SALUD REVISTA.ES BARCELONA

Un estudio, publicado en la revista International Journal of Radiation Oncology Biology Physics, demuestra que existe una nueva técnica que permite anticipar cuáles serán los efectos secundarios que pueden presentar los pacientes con cáncer de próstata, enfermedad que tiene una incidencia de 25.000 casos al año en España.

El método, realizado en el servicio de Oncología Radioterápica y Anatomía Patológica de los Hospitales del Mar y la Esperanza, consiste en que, antes de la radioterapia, se induce in vitro la muerte celular de linfocitos T por radiación. Eso permitirá individualizar el tratamiento y adaptarlo a la medida de cada paciente, lo que beneficiará a aquellos que más predisposición a presentar los efectos secundarios. De los pacientes con este tipo de cáncer, más del 75% necesita radioterapia.

"Los resultados han demostrado que los pacientes con un bajo porcentaje de muerte celular inducida por radiación, tenían más riesgo de presentar efectos secundarios frente al tratamiento radioterápico", afirma el doctor Manel Algara, jefe de servicio de Oncología Radioterápica de los Hospitales del Mar y de la Esperanza.

Candidatos a tratamientos alternativos

El estudio se hizo con 214 pacientes, la mayor cohorte prospectiva de pacientes con cáncer de próstata tratados con radioterapia, a los que se les extrajo muestras de sangre antes del tratamiento radioterápico. Los linfocitos T se sometieron a un proceso de muerte celular (apoptosis) radio inducida.

"Hemos podido identificar a los enfermos que tenían predisposición a presentar efectos secundarios tardíos a la radiación, asegura el doctor Algara. Esto es especialmente importante en pacientes con cáncer de próstata, ya que es un tipo de cáncer que habitualmente responde bien a dosis elevadas de radiación, de manera que, si identificamos previamente los pacientes que tienen un alto riesgo de toxicidad ante estos tratamientos, se podrán considerar tratamientos alternativos".