En cochecito eléctrico al quirófano: así traslada un hospital bilbaíno a los niños y niñas a la sala de operaciones

En cochecito eléctrico al quirófano: así traslada un hospital bilbaíno a los niños y niñas a la sala de operaciones

La nueva iniciativa «En coche al quirófano» que se lleva a cabo en la Clínica IMQ Zorrotzaurre entre los niños y niñas que requieren tratamiento quirúrgico, elimina estrés y lágrimas y facilita un despertar calmado de la anestesia

LAS PROVINCIAS

Que los más pequeños entren al quirófano en calma, sin estrés y con una sonrisa, es lo que pretende conseguir esta clínica bilbaína con su original iniciativa. Estos cochecitos eléctricos funcionan por control remoto y trasladan a los más jóvenes desde que se separan de sus padres hasta la sala de operaciones.

Estos vehículos eléctricos que disponen del marcado CE y que son manejados por celadores, no sólo consiguen que los más pequeños se distraigan durante el circuito quirúrgico, sino que potencian un ambiente más calmado los días de intervenciones pediátricas facilitando de esta manera los procedimientos prequirúrgicos de enfermería y anestesia. La iniciativa consigue, asimismo, mejorar el despertar de la anestesia disminuyendo el sentimiento de preocupación y llanto.

Los especialistas señalan que la forma en la que los niños y niñas se van a dormir predice cómo se despertarán después de la anestesia. «Si se duermen asustados, se despertarán de la misma manera. Un niño o niña que se duerme calmado tenderá, en cambio, a despertarse de la intervención con menos llanto y preocupación» afirman responsables del servicio de anestesia de Zorrotzaurre.

La clínica ha mostrado cómo funciona la experiencia en un vídeo subido a YouTube.

 

Fotos

Vídeos