Hospital De Manises

«Casa de Partos», un entorno único para dar a luz de forma natural

«Casa de Partos», un entorno único para dar a luz de forma natural
El Hospital de Manises es un centro hospitalario público referente en parto humanizado que cuenta con la Casa de Partos, un área que recrea la estancia de un hogar, con mobiliario médico camuflado, y que dispone de una gran bañera obstétrica de dilatación y un equipo de matronas y ginecólogos especialmente formado en este tipo de protocolos.
SUPLEMENTOS

El Departamento de Salud de Manises es pionero en dar el protagonismo a las mamás en este momento tan especial apostando por el parto natural, técnicas no inductivas, mínima medicalización, piel con piel, la lactancia materna o el acompañamiento de la pareja en casos de cesárea.

La llegada de un recién nacido es un acontecimiento inolvidable para una pareja, un momento muy especial y deseado que nunca olvidarán. Muchas mamás quieren vivir este instante como algo natural y humanizado, una experiencia única e inolvidable donde ellas y su bebé sean las verdaderas protagonistas, respetando sus decisiones y apoyándola en todo momento en su propio plan de parto. Y que mejor que hacerlo en un espacio que te haga sentir como si estuvieras en tu propio hogar.

En esta línea, hay que destacar la Casa de Partos, primera estancia de este tipo integrada en un centro hospitalario público de la Comunidad Valenciana, un espacio único que el Hospital de Manises puso en marcha hace 5 años y que ya ha vivido el nacimiento de cerca de 450 niños. Un lugar pensado para que las futuras madres puedan dar a luz de la forma más natural, fomentando el proceso fisiológico y favoreciendo que la mamá se sienta como en su propia casa. «En esta área se atienden los partos de gestaciones de bajo riesgo en un entorno más familiar que el habitual en un centro hospitalario y se respeta el proceso natural del parto», indica Fernando Gil Raga, jefe del servicio de Ginecología del Hospital de Manises.

Como en casa

La Casa de Partos imita la habitación de una casa al crear un ambiente cálido, con luces modulables, decoración confortable y en el que el equipamiento médico está camuflado entre el mobiliario. «En este ambiente la mamá cuenta con diversos métodos de analgesia, así como una bañera obstétrica para la dilatación en el agua, un método seguro que permite atenuar la sensación de contracciones y mantiene a la mujer sin el peso de la gravedad de su cuerpo minimizando las molestias pélvicas», apunta Nuria Bixquert, matrona del Hospital de Manises.

También dispone de pelotas para la realización de movimientos pélvicos o lazadas a modo de liana para que permite a la parturienta sujetarse, acomodar o cambiar su postura y hacer fuerza durante la expulsión del bebé, así como duchas de agua caliente o inyecciones de agua en el rombo de Michaelis. «Siempre que sea posible, nosotros recomendamos el parto más natural posible con la mínima intervención, respetando las decisiones de la pareja y garantizando la seguridad de la madre y el bebé», explica Fernando Gil Raga.

Libertad de movimientos

En la Casa de Partos existe libertad de movimiento, la madre puede elegir la postura de parto que desee y el equipo del Hospital está especialmente formado y preparado en la atención al parto natural, dando una atención «one to one» a la embarazada. Se trata de crear el clima perfecto para que la mamá y el recién nacido estén lo más cómodos y tranquilos. Dar a luz en un entorno cálido, humanizar el proceso y poner a la mamá en el centro de las decisiones, tiene numerosos beneficios ya que favorece los partos vaginales espontáneos disminuyendo la probabilidad de intervención médica durante el parto. La experiencia de las madres sobre el proceso también es más positiva en este modelo, así como el seguimiento de la lactancia materna más allá del primer mes.

La mamá, protagonista

El Hospital de Manises ha apostado desde su inauguración en dar el protagonismo a la mamá, que es la que decide cómo quiere que sea el nacimiento. «Por ello, contamos con habitaciones individualizadas, el método «piel con piel», apoyo a la lactancia materna, o el proceso de parto natural con mínima intervención con la creación de la primera Casa de Partos integrada en un hospital público de la Comunidad Valenciana, pero también damos opciones para que en caso de intervención, está sea la mínima, siempre que las condiciones clínicas lo permitan», subraya Gil Raga. En estas situaciones, el Hospital dispone de métodos como el acceso de acompañante en casos de cesáreas programadas, partos vaginales con epidural 24 horas o walking epidural -una anestesia que consigue controlar los dolores propios de dar a luz sin dejar a la mujer paralizada de cintura para abajo.