Un equipo médico somete «por error» a una joven a quimioterapia y una mastectomía por un 'falso' cáncer de mama

Un equipo médico somete «por error» a una joven a quimioterapia y una mastectomía por un 'falso' cáncer de mama
Fotolia

Sarah Boyle emprenderá medidas legales contra los responsables del diagnóstico

LAS PROVINCIAS

Un cáncer te cambia la vida; superarlo te la devuelve. El caso de Sarah Boyle sería el de una joven mujer que superó todos los tratamientos indicados para un cáncer de mama que los médicos le habían diagnosticado. Aunque pueda aparentar ser como otros muchos casos de vencer a la enfermedad, el cáncer de Boyle es peculiar ya que no existió. El equipo médico la trató con quimioterapia y una mastectomía para un año después darse cuenta que la paciente en ningún momento había padecido cáncer de mama y justificarse que todo había sido «un error humano».

La historia de esta británica de 28 años está dando la vuelta al mundo. Ha superado un cáncer que nunca tuvo. La travesía de consultas, pruebas, medicación como la quimioterapia e incluso una mastectomía fueron su día a día en busca de eliminar de su cuerpo un tumor que los médicos le había detectado después de que ella acudiera a un centro médico ante los problemas que presentaba para dar el pecho a su bebé.

El diagnóstico, aparentemente contundente, sentenciaba a Boyle a luchar contra lo que un año después sería un fantasma que no existió. Un año después y tras todo el tratamiento indicado los médicos se percataron de su «error» y le confirmaron a Sarah que ella en ningún momento había padecido la enfermedad para la que le habían estado tratando.

Tal y como recoge la BBC, la propia Boyle resume ese pediodo de tiempo en «increíblemente difícil» tanto para ella como para su familia. «Que me dijeran que tenía cáncer fue horrible, pero luego pasar por todo el tratamiento y la cirugía fue traumático», sentenciaba la joven de 28 años. El equipo médico sólo pudo que justificarse ante su fallo que lo calificaron como «error humano». Ahora Boyle ha confirmado que tomará medidas legales contra los responsables y el hospital por sentenciar su vida a una lucha en la que nunca debió haber formado parte.