Maxcolchon

Maxcolchon, un ejemplo de omnicanalidad en el descanso

Maxcolchon, un ejemplo de omnicanalidad en el descanso
La firma especializada en descanso ha realizado una apuesta por acercarse al consumidor, hablar su lenguaje y entender qué necesita, sea cual sea el canal o red social con los que necesite comunicarse
SUPLEMENTOSvalencia

Las marcas cada vez son más conscientes de los retos que tienen para comunicarse con el consumidor. La aparición de nuevos canales de venta, la generalización de comunidades online alrededor de los productos y servicios y la constante cascada de innovaciones tecnológicas permiten a las empresas innovar en nuevas estrategias de venta, a la vez que el público tiene un mejor servicio y, en la gran mayoría de ocasiones, precios más interesantes.

La omnicanalidad es una de las muestras de que los tiempos han cambiado y de que las empresas deben adaptarse a ellos. Cada cliente potencial está en cualquier lugar del mundo y las marcas se han tenido que adaptar a nuevos lenguajes y a la forma de comunicarse con ellos. «Dentro de nuestra estrategia, incorporamos hace algunos años la comunicación en redes sociales para acompañar a nuestros seguidores, aportando contenido de calidad que les interese, haciendo que disfruten con nosotros, con nuestros concursos y sorteos, y sobre todo con nuestros productos», indican desde Maxcolchon, una de las firmas líderes en la venta de productos de descanso en España y una de las empresas que más y mejor han apostado por acompañar al consumidor en el proceso de promoción, venta y posventa en cualquier canal. El objetivo, reafirman desde Maxcolchon es «ofrecer los mejores precios, los mejores servicios y ganarnos así la confianza de nuestro consumidor». «Somos cercanos y personalizamos nuestros productos al gusto del consumidor», destacan.

Hoy en día, muchas empresas compiten por ofrecer el mejor precio. Otras, luchan por dar el producto de más calidad. Un tercer grupo apuesta por ganarse el corazón y la confianza del consumidor con una atención personalizada y una seria política de asesoramiento y posventa. En Maxcolchon entendieron hace mucho tiempo que la suma de todos esos factores era «garantía de futuro» y que cualquier objetivo debía pasar por que el consumidor se sintiera bien tratado y la empresa le escuchase en todo momento. «Queremos que hablen de nosotros y premiamos su confianza y fidelidad, con premios y vídeos divertidos, para sacar su mejor sonrisa«, añaden.

Seguimiento de la calidad

Tal y como destacan desde la compañía, Maxcolchon «se distingue porque es la única marca de colchones experta en descanso con gran trayectoria –más de diez años- que controla todo el proceso de venta sus colchones: fabricación, distribución, atención al cliente, venta online, venta en tiendas físicas y postventa». Todo este control de los procesos lo hace a través de sus más de 50 tiendas físicas y de su canal online. De esta forma, los profesionales de Maxcolchon pueden llevar un seguimiento exhaustivo de la calidad de sus productos y servicios, para así mejorarlos cada vez más, con el fin de ser más competitivos en los precios y ofrecer la mejor relación calidad-precio, puesto que no hay intermediarios.

Junto a esa apuesta por la atención, Maxcolchon puede presumir de ser una de las empresas españolas que mejor ha adaptado su discurso a los diversos canales y soportes a través de los que el público recibe la información. Un público que, además, es mucho más exigente, analítico y crítico de lo que era hace unos años. Para darles un servicio comunicativo de 360 grados, Maxcolchon cuenta con un equipo comercial con amplio horario de atención al cliente con un grupo de trabajo cualificado y experto, y con una potente herramienta web que bebe de su amplia experiencia en comercio electrónico y del trabajo de conocimiento del sector a través de su red de tiendas físicas distribuidas en toda España. En la web se aporta valor a través de imágenes de calidad, textos y vídeos con el fin de ser interactivos, que resultan «muy útiles para demostrar el funcionamiento de aquellos productos cuya complejidad de uso pueda causar dudas en el cliente a la hora de decidirse por su compra». Se trata de una herramienta muy eficiente para ir demostrando paso a paso las calidades de los materiales, en la que se muestra, por ejemplo, personas de diferente complexión física para demostrar la capacidad de resistencia de los colchones. El cliente puede ir jugando con la interactividad del vídeo y ver cómo actúa cada uno de los personajes de los vídeos con el colchón mientras se sienta, presiona, salta, se tumba o invita a otra persona.

Dentro de la estrategia de éxito 'omnichannel 360' que lleva a cabo Maxcolchon, la firma cuenta con una amplia presencia en los principales medios de comunicación tanto tradicionales como online. Realiza periódicamente campañas de televisión, radio y prensa, apoya eventos deportivos y culturales a través del patrocinio, y disfruta del respaldo de una amplia red de 'influencers' y clientes satisfechos que pueden contar su experiencia y servir de apoyo a la decisión de nuevos usuarios. Todo ello, prestando una atención especial a los formatos audiovisuales y sin perder jamás el foco en que el cliente es lo primero y es él quien decide qué, cómo, cuándo, dónde y por qué. Gracias a este proyecto, tras más de 15 años fabricando y comercializando productos para el descanso, en el último año Maxcolchon ha duplicado su crecimiento, adaptándose a lo que sus clientes pedían. Un ejemplo de la importancia que tiene saber llegar a lo que cada persona necesita para que todas las partes acaben satisfechas.