Los pisos cápsula llegan a España: 200 euros por 3 metros cuadrados

Una de las colmenas que pretenden instaurar en España. / Haibu 4.0

Una empresa pretende poner en marcha un nuevo y polémico modelo de mini viviendas

LAS PROVINCIAS / ATLAS

«Cada habitáculo tiene un precio de 200 euros al mes, incluye electricidad, agua, wifi, servicio de limpieza de las zonas comunes, aire acondicionado, mantenimiento de la colmena y gastos de seguridad». Así es como promociona los 'pisos cápsula' la empresa que pretende instaurarlos en España.

Hasta ahora los habíamos visto en Japón, en los llamados hoteles cápsula, y también en algún aeropuerto donde se habilitan pequeños espacios individuales del tamaño de un colchón sobre el que descansar durante un corto espacio de tiempo. Y dentro de poco parece que lo podremos ver en nuestro país. En Barcelona, concretamente. Allí, una compañía ha querido ir más allá con la creación de unos 'pisos colmena', que han sido rechazados por Colau. Son locales rehabilitados que incluyen zonas comunes para quienes ocupen los diminutos nichos, destinados a personas de entre 25 y 45 años que se encuentren en situación precaria.

La sociedad Haibu 4.0 presenta unos habitáculos para vivir que miden aproximadamente 3 metros de largo por 1,20 de ancho. Según Victoria Cerdán, promotora del proyecto, la idea consiste en que los inquilinos «ya no tengan que compartir habitaciones entre cuatro o cinco personas, como está ocurriendo ahora, sino que puedan tener su propio espacio». Por los cubículos se pagarán 200 euros al mes. Para acceder a ellos no hace falta aval, pero sí una nómina superior a los 450 euros. Tampoco podrán vivir en la 'colmena' personas que cuenten con antecedentes penales «ni antes ni durante la residencia» en la misma y las mascotas están restringidas, así como compartir la cabina con otra persona.

«Los ruidos o las llamadas telefónicas se realizarán sin molestar a los miembros de la colmena», dictan las normas de convivencia, tal como publica el portal Idealista. Además, «no se permitirán sustancias ilegales, droga, elementos explosivos o materiales altamente inflamables» y «tampoco se podrá prestar la 'MiniHouse' a amigos o familiares». Y ahí no queda la cosa en cuanto a las normas de uso ya que también está prohibido «criticar el funcionamiento de las colmenas en público o perfiles sociales», algo que «se considerará como acción negativa contra la colmena y el residente será expulsado».

La iniciativa dará su pistoletazo de salida, previsiblemente, dentro de dos semanas en Barcelona, si bien los impulsores de las también denominadas 'MiniHouses' (casas miniatura) tienen previsto abrir una docena más de colmenas en otras ciudades como Madrid, Dinamarca o Roma.

Varios pisos cápsula. / Haibu 4.0

Los promotores aseguran que con esta iniciativa de carácter asociativo pretenden contrarrestar el problema del alto precio de los alquileres en Barcelona, pero el Ayuntamiento de la ciudad ya ha advertido de que no cumplen la ley. La alcaldesa Ada Colau ha asegurado que no se ha recibido ninguna petición oficial de licencia para estos espacios y ha señalado que estos no reúnen los requisitos mínimos para obtener una cédula de habitabilidad, los que se exigen para poder vivir con dignidad y con unas condiciones adecuadas.

Por el momento, la compañía ha recibido ya 700 peticiones de información y un centenar de solicitudes. Los primeros 14 inquilinos ocuparán su colmena, si el Consistorio barcelonés lo permite, a finales de este mes. En la web de Haibu 4.0 especifican que existen 38 plazas libres en la Ciudad Condal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos