Interior destinará 1.267 policías y 654 guardias civiles adicionales contra la violencia machista

Agentes de la Policía Nacional en la entrada del edificio donde el pasado 11 de abril fue asesinada una mujer por su pareja./Marcial Guillén (Efe)
Agentes de la Policía Nacional en la entrada del edificio donde el pasado 11 de abril fue asesinada una mujer por su pareja. / Marcial Guillén (Efe)

El proyecto de ley de presupuestos que está en tramitación parlamentaria contempla 408 millones de euros para este cometido

EUROPA PRESSMadrid

El Ministerio del Interior deplegará 1.267 policías y 654 guardias civiles adicionales para luchar contra la violencia de género y atender a las víctimas si se aprueban los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, según precisaron los directores generales de ambos cuerpos nacionales durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados.

El proyecto de ley de presupuestos que está en tramitación parlamentaria contempla 408 millones de euros para luchar contra este tipo de violencia, de los que 80 se destinarán a dar cumplimiento a las medidas incluidas en Pacto de Estado contra la Violencia de Género que son competencia del Gobierno.

De esa partida de 80 millones, más de la mitad (43 millones) son para Interior, que concretamente tiene previsto gastar 38,1 millones para incrementar el número de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y reforzar así las unidades que atienden a las víctimas así como aumentar el número de «casi 1,8 millones horas anuales» de trabajo. Otros tres millones de euros se invertirán en la adaptación de los espacios e instalaciones policiales en las que se asiste a víctimas y testigos.

Durante una comparecencia ante la Comisión de Interior de la Cámara Baja, los directores generales de la Policía y de la Guardia Civil, Germán López Iglesias y José Manuel Holgado, respectivamente, precisaron el número de efectivos que se incorporarán a cada cuerpo nacional si el Parlamento da luz verde a los presupuestos. En total, habrá 1.921 agentes más para atender a las víctimas de violencia machista.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz del Sindicato Unificado de Policía, Ramón Cosío, ha recalcado que es «positivo» el aumento, aunque apuntando que es «importante» convocar más plazas públicas para que la medida sea «efectiva». Así, se ha mostrado partidario de este incremento, pero ha avisado de que no puede hacerse «a costa de mermar la eficacia» en otros departamentos.

Formación integral de los agentes

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) insisten en que el aumento previsto en la plantilla «debe pasar por una formación integral» de los agentes dedicados a la atención de víctimas de maltrato. «Desde el momento en que la víctima presenta la denuncia, tiene que ser derivada a este personal especializado que solo tenga este cometido. Solo así conseguirá empatizar con las víctimas y atenderlas como realmente demandan y necesitan», sostiene el portavoz del sindicato, Juan Fernández, en declaraciones a Europa Press.

Durante la comparecencia en el Congreso, el director de la Benemérita también explicó que se están impartiendo cursos de formación a los guardias civiles. Sin embargo, desde la AUGC recalcan que la formación debe ser «presencial y específica» porque «no basta con cursos telemáticos», ya que estos agentes, entre otras cosas, deben encargarse de evaluar el riesgo de las víctimas.

En este mismo sentido se ha pronunciado la presidenta la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, que sostiene que «lo que hay que aumentar es el conocimiento de los policías, de los jueces y de los trabajadores sociales» que trabajan con mujeres maltratadas.

«Lo que puede ser mejor en la lucha contra la violencia de género es lo que decimos año tras año: que se tiene que formar en violencia de género, que se tiene que saber lo que es, porque es una materia muy difícil», señala en declaraciones a Europa Press. A su juicio, es «clave» la formación contra la violencia de género para que los agentes que deben evaluarlas: «Si no sabes entender a una víctima y la tienes que evaluar, después llega un señor y la mata», advierte.

Por su parte, la presidenta de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, considera que «está claro» que se necesitan más medios, recursos policiales, además de formación. «Todo lo que sea ampliar la plantilla para atender a víctimas es una buena noticia», sostiene.

Desde Fundación Mujeres, la presidenta, Marisa Soleto, ha valorado de manera positiva este refuerzo en las unidades de atención, aunque ha lamentado que dependa de la aprobación de los presupuestos. En este sentido, ha subrayado el «incumplimiento» del Pacto de Estado contra la Violencia de Género por parte del Ejecutivo y ha criticado que, de los 200 millones comprometidos en el acuerdo, solamente se hayan presupuestado 80 y la cantidad restante de 120 millones -que corresponde a comunidades autónomas y municipios- «no está sustanciada» en el proyecto de ley.

 

Fotos

Vídeos