El infierno de Aitana en su viaje con BlaBlaCar a Valencia

Carretera A-3./EFE
Carretera A-3. / EFE

Una usuaria en Twitter comparte una situación de acoso por parte de tres hombres durante el trayecto

LAS PROVINCIAS

«Tengo una impotencia y un pánico en el cuerpo que es que no sé qué hacer». Así empieza la historia de una joven que utilizó el servicio de BlaBlaCar para viajar de Madrid a Valencia. Aitana, nombre de la usuaria de Twitter que comparte los hechos que habrían ocurrido durante el trayecto de casi 400 kilómetros.

Aitana empieza su relato recalcando que el coche con el que había quedado a través del servicio de transporte llegó cerca de una hora y cuarto tarde. «yo era la única pasajera pero cuando he llegado he visto que eran 3 tíos». Tras la despedida con su pareja, se subiría al coche en la parte trasera.

«El conductor y el copiloto eran extranjeros, hablaban en inglés», detalla en uno de los tweets. La joven sigue contando en su serie de mensajes que junto con ella en la parte trasera se sentó un joven español amigo del conductor. «Me hablaba en voz baja, me preguntaba...». Así empezaría el infierno que cubriría todo el trayecto de Madrid a Valencia.

El joven acompañante le preguntó, según cuenta la joven, sobre temas personales «sin preguntarme el nombre». Hasta que llegó una cuestión que empezó a alertar a Aitana: «¿Por qué no te ha llevado él (referencia al novio) a Valencia en vez de dejar que vayas con un conductor que es psicópata?». A partir de ahí, los comentarios se sucedieron haciendo referencia a que no llevarían a la joven a Valencia, el destino indicado, sino a Alicante, al parecer punto final del viaje de los tres hombres ocupantes del vehículo.

La ansiedad empezó a hacerse con Aitana. Presa del «acoso» que recibía por parte de los ocupantes, en especial de su acompañante de parte trasera del vehículo quien le llegó a decir: «¿Ya le has dicho a tu novio que estás sentada con un psicópata que te quiere raptar?». Los nervios fueron a más mientras intentaba, según relata la joven, evitar el contacto visual con el joven que no dejaba de preguntarle.

Llegado un momento del trayecto, le ofrecerían a Aitana unas chucherías a la que ella se negaría en varias ocasiones. Los jóvenes hicieron comentarios riéndose como «tranquila que no le hemos metido droga». Por si el calvario no fuera suficiente, el joven español le detallaría a Aitana, de forma sucesiva, los kilómetros que le quedaban de camino hasta Valencia. De tanto en tanto le comentaba «entonces te raptamos».

«Dile a tus padres que no vas a llegar...» fue otras de las frases que le comentaron a Aitana durante el trayecto, pero la joven tuvo una oportunidad de escapar del coche en el que había pasado las últimas tres horas de una forma angustiosa. «Pararon en la otra punta de Valencia para recoger a otra persona, he aprovechado y me he pirado llorando». Así se puso punto final al infierno de la joven que apuntaba que no volvería a contratar un servicio de transporte con BlaBlaCar.

BlaBlaCar apoya a la víctima y expulsa de la plataforma al conductor

La plataforma que utilizó Aitana para viajar de Madrid a Valencia es uno de los métodos de transporte que más estánd e moda en los últimos meses. Miles de jóvenes aprovechan viajes privados para sumarse al vehículo, de forma programada, y así cubrir el trayecto entre ciudades de una forma más barata que el resto de transportes habituales. La plataforma ha emitido un comunicado en el que muestran su apoyo a Aitana y anuncian que han intentado ponerse en contacto con el conductor, sin surte, al que han expulsado de forma temporal del servicio.

«BlaBlaCar desconocía la situación, que no había sido comunicada de forma directa por la usuaria. Hemos revisado el perfil del conductor y no cuenta con opiniones negativas a pesar de haber realizado numerosos viajes. Tiene 7 opiniones positivas de mujeres en el pasado y una negativa motivada por llegar tarde«, comunican desde la plataforma.

Temas

Twitter
 

Fotos

Vídeos