Iconos de la tragedia

Stefania y Sara Luce se salvaron de milagro el 6 de abril de 2009. Vivían en el centro de la ciudad y acudieron a recibir las primeras curas al hospital San Salvatore, pero se encontraron con que el centro médico también estaba dañado por el seísmo. Fueron fotografiadas en una clínica de campo frente al San Salvatore y su imagen se convirtió en uno de los iconos de la tragedia. Ambas han vuelto hoy a L'Aquila.