Hay empleo en la construcción: se busca albañiles, peones, yeseros y encofradores

Construcción de una finca en Valencia./Damián Torres
Construcción de una finca en Valencia. / Damián Torres

La Fundación Laboral de la Construcción alerta que ahora «escasea la mano de obra» con urgencia

LAS PROVINCIAS

La burbuja de la construcción dejó muy tocado a un sector que ha buscado diversos caminos para volver a recuperar una cierta estabilidad laboral. No se manejan, defienden los entendidos, los sueldos de incluso 3.000 euros al mes para los más jóvenes, ahora en zonas destacadas como Madrid, Barcelona y la costa mediterránea los mejores salarios llegan a los 2.500 euros. Pero aquel boom ahora es un canto desesperado, casi, en busca de trabajadores. «Escasea la mano de obra«, defienden Enrique Corral, director general de la Fundación Laboral de la Construcción.

Los trabajadores en las diferentes obras que ahora se han reactivado por diferentes zonas de Valencia y la Comunitat, suele ser, siguiendo el patrón, gente cercana a la edad de jubilación y ese es el gran temor para el futuro del sector. Pero esa fuga de profesionales contrastados será un mal del futuro al que buscan poner remedio ahora también luchando ante un auge imprevisto de obras de diferentes envergadura.

«Los pocos trabajadores que quedan se están jubilando. No hay profesionales para ciertas tareas«, comenta Enrique Corral para El Confidencial. Actualmente el problema con el que se está encontrando el sector es que faltan de forma urgente varios perfiles laborales como albañiles, peones, yeseros y encofradores, además de operadores de grúa torre, especialistas en revestimientos o expertos en aislamiento técnico.

Estas vacantes hace una década quedaban cubiertas con los altos sueldos que se ofrecían en el sector, hasta 3.000 euros al mes en cualquier trabajo medio. Ahora los mejores sueldos se están ofreciendo en aquellos puntos geográficos como Madrid, Barcelona, Valencia y el resto de la costa mediterránea, pero en pocos casos llegan a la cota de los 2.500 euros.

Las obras que más se están realizando actualmente son tanto rehabilitación de viviendas como adaptaciones de hogares para aumentar la eficiencia energética. «Hay muchos pero poco cualificados y muy pocos especialistas«, comenta Corral ante esta falta de perfiles específicos.