España produce petróleo en cantidades ridículas