Esic Business & Marketing School

Preparando a los profesionales del futuro

La educación superior afronta el reto de adaptarse a las nuevas exigencias que trae consigo el nuevo contexto digital y cuestiones como el 'big data' o la inteligencia artificial
SUPLEMENTOS

Inteligencia artificial, 'big data', computación cuántica, 'blockchain'… Todos estos conceptos y muchos más están cambiando el mundo y lo transformarán del todo en solo unas décadas. La economía digital es ya una parte esencial de una sociedad que está en continua transformación y que exige al mundo de la formación que ponga al día a los futuros profesionales en los retos que el tejido empresarial comienza a demandar.

Tal y como avanza Agustín Carrilero, director del Campus de ESIC Business & Marketing School en la Comunitat Valenciana, «hay cambios que sabemos que van a suceder en diez, 15 o 20 años». «Tenemos claro que nos enfrentamos a una situación que nos va a sorprender por la cantidad de cambios que se van a producir y cuestiones como la inteligencia artificial van a superar las expectativas que actualmente tenemos», explica el director de ESIC, para quien «en los próximos cinco o seis años hay que intentar afrontar con formación todo lo que tiene que ver con el mundo digital y con el mundo de la estrategia, la creatividad y el marketing».

Escuelas superiores como ESIC llevan más de una década desarrollando planes de estudios cada día más enfocados a la realidad del mundo empresarial. En continua colaboración con directivos y empresarios, se trabaja por fomentar las habilidades que la transformación digital demanda en todos los ámbitos. «Todos los pedagogos están de acuerdo en que hay cuatro habilidades, comunicación, pensamiento crítico, colaboración y creatividad, que van a ser necesarias para dar respuesta a las profesiones del futuro», aclara Carrilero.

La formación superior tienen el gran reto de conocer y satisfacer las nuevas exigencias del mercado laboral. «Se necesita trabajar, compartir y que el alumno tenga la capacidad de conocerse a sí mismo», aclara el director de ESIC en la Comunitat, quien rememora sus más de dos décadas como profesor y cómo ha cambiado todo en estos años: «Cuando miro las presentaciones que preparaba hace 23 años y veo los materiales que preparo hoy, me doy cuenta de cómo he cambiado mi forma de plantear la clase. Hace 20 años, el acceso del alumno a la información era muchísimo menor y se trasladaba un mayor número de conocimientos y de habilidades técnicas. Hoy las clases transmiten muchas más experiencias y me convierto en un coordinador y colaborador del resto de experiencias de los compañeros».

Para todo ello, es esencial ir aplicando nuevas metodologías de trabajo que respondan a las nuevas exigencias de alumnos y sociedad. En ESIC llevan seis años celebrando un Simposio de Innovación Educativa donde se trabaja con profesores, instituciones y la Administración, con «el objetivo de compartir metodologías y experiencias e intentar definir dónde estamos y hacia donde queremos ir», destaca Carrilero. De ahí que en ESIC se trabajen cuestiones como la técnica del debate, tanto en el ámbito de los estudios de grado como en los de posgrado, ya que consideran que se trata de una habilidad fundamental para formar a los futuros profesionales. Por ello, el centro, a través de un proyecto de responsabilidad social corporativa está llevando la formación en esta habilidad a centros de enseñanza Primaria y Secundaria con los que colabora.