Desayuno De Expertos

Formación y valores para un futuro mejor

Formación y valores para un futuro mejor
Los ponentes debaten sobre la evolución de las universidades y centros de estudio
EXTRAValencia

En la semana en la que se han realizado las pruebas de acceso a la universidad (PAU), en la que muchos alumnos se han jugado su futuro académico y laboral, LAS PROVINCIAS ha querido reunir a diferentes universidades valencianas y centros formativos para hablar de los grados que imparten, la empleabilidad que otorga el hecho formarse en estudios superiores, el cambio que supone para las personas su paso por la universidad y los valores que desde estas instituciones se les aporta a los alumnos. Desde hace unos años tanto los estudiantes como las propias escuelas de negocios y universidades, así como las empresas han dado un giro a sus necesidades y expectativas.

EDEM Escuela de Empresarios, Florida Universitaria, Universidad CEU Cardenal Herrera, Barreira Arte y Diseño, ESIC Business & Marketing School y Universidad Europea de Valencia se sentaron en la mesa para debatir sobre esos cambios y las necesidades que alumnos y empresas están demandando a la comunidad educativa.

La educación en valores y la forma de aplicarla en un sistema 'encorsetado' como el universitario fue uno de los temas en los que se extendieron Elena Fernández, directora de Grados de Edem Escuela de Empresarios; Enrique Fernández, director Académico de Barreira Arte y Diseño; Vicente Fuerte, director de Grado de ESIC Business & Marketing School; Victoria Gómez, directora de Florida Universitaria; José Manuel Amiguet, vicerrector de Desarrollo Estratégico y Comunicación y secretario General de Universidad CEU Cardenal Herrera; y Jorge Blasco, director de Admisiones de la Universidad Europea de Valencia.

Las cifras de empleabilidad del Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que estudiar un grado aumenta la posibilidad de empleabilidad sustancialmente frente a aquellas personas que no tienen estudios superiores. «En estos momentos cursar un grado es la llave de entrada al mercado laboral pero no es suficiente. Hoy en día es necesaria una formación continua. Debemos enseñar competencias transversales como la capacidad analítica, creativa y aquella con la que se logran resolver los diferentes problemas complejos que se plantean en la realidad del mundo laboral», señalaba en la mesa de expertos Elena Fernández.

Formación y valores

Todos los participantes se mostraban de acuerdo con esta idea ya que «a los estudiantes no los valoran por lo que saben sino por lo que saben hacer con lo que saben», apuntaba la directora de Florida Universitaria, Victoria Gómez, quien puntualiza que «había que ayudarles a descubrir lo que son y que quieren ser ya que es por esto por lo que más se les va a valorar, además del título que obtengan».

El director de Grado de ESIC, Vicente Fuerte, añadía a las ideas anteriormente señaladas que «no sólo se valora ese saber hacer con los conocimientos sino que también se tiene muy en cuenta en los procesos de selección los valores que estos jóvenes demuestran, que sean generosos, sepan trabajar en equipo, sean tolerantes, etc. por ello las universidades, escuelas de negocio y centros formativos deben incorporarlo a su comunidad».

El paso por la universidad para muchos no sólo es adquisición de conocimientos, ya que «la universidad te cambia, te añade inquietudes por la vida, te ayuda a descubrirte a ti mismo. Realmente lo importante no es sólo el contenido formativo que te proporciona sino el viaje. En este mundo lleno de retos, cambiante, lo que necesitamos es que la universidad sea flexible y se adapte a las nuevas demandas sociales», comentaba José Manuel Amiguet, quien pedía a aquellos que tienen la capacidad de decidir una mayor flexibilidad en el sistema universitario para poder ofrecer una oferta más acorde a esas demandas tanto por parte de las empresas como de la sociedad en general.

Los presentes se mostraron de acuerdo con esa afirmación y comentaron las diferentes propuestas que tienen en marcha para incorporar esa educación en valores para formar a los líderes del mañana. «De momento no parece que esto vaya a cambiar, por lo que nuestro deber es dotar a nuestras instituciones de estructuras y servicios que aporten estos valores y conocimientos. Entre otros, en la Universidad Europea de Valencia tenemos el Club de Emprendimiento», comentaba Jorge Blasco. Más ejemplos que surgieron fueron el proyecto conjunto de Lanzadera y EDEM Escuela de Empresarios; los servicios a la comunidad que realizan los alumnos de Universidad CEU Universidad Cardenal Herrera y que en la misma medida también se realizan en el resto de centros presentes, como es la ayuda de refuerzo extraescolar a niños en riesgo de exclusión social de diferentes barrios valencianos; realizar proyectos de diseño en el mundo de la moda que sean más sostenibles; hacer viajes a países menos desarrollados para colaborar sanitariamente hablando, o en el área de la educación, o desarrollar proyectos de diseño para diferentes ONG.

Aprender de la experiencia

Bajo la premisa de que en la sociedad de hoy en día el conocimiento está al alcance de todos, los presentes en la mesa de expertos apuntaron la necesidad de cambiar la forma de educar. «Se ha acabado el modelo de aprender memorizando. Ahora lo que prima es aprender a resolver los problemas complejos de la mano de profesionales que están viviendo esa realidad», apuntaba Jorge Blasco, quien veía sus palabras refrendadas por Amiguet: «hay que enseñar en el mismo lenguaje que los alumnos de hoy en día utilizan». Elena Fernández añadía que «la información la tenemos todos, pero lo que nos diferencia son los valores que tenemos y que aplicamos y ahí están lo que se enseña en la universidad, como son la cultura del esfuerzo, el sacrificio, la generosidad, saber que todo lo que se hace tiene unas consecuencias, etc.» Al hilo de esto, Victoria Gómez comentaba que «debemos formar ciudadanos críticos, responsables, capaces de mejorar el mundo».

Otro de los aspectos que se trataron fue la necesidad de enseñar desde la experiencia. «Explicar no es lo mismo que enseñar; explicas lo que sabes y enseñas lo que eres. No sólo debemos enseñar desde los casos de éxito sino que debemos enseñar el fracaso, el cómo aprender a equivocarse y esto lo debemos hacer desde personas que lo han vivido en su propia piel. Personas que han triunfado, luego han fracasado para luego volver a tener éxito», señalaba Vicente Fuerte, de ESIC.

Lo que se espera

En cuanto a lo que se espera hoy en día de la universidad, los presentes señalaron que sus centros logran sacar las mejores cualidades de sus estudiantes. «Cuando llega un alumno nuevo no lo prejuzgamos por lo que haya hecho antes sino que lo hacemos por lo que logra cuando se convierte en alumno. En la Universidad CEU Cardenal Herrera exigimos que nuestros alumnos se comprometan y responsabilicen por lo que hacen en la Facultad», explicaba Amiguet. Enrique Fernández, por su parte, apuntó que «tener grupos pequeños te permite ese acompañamiento que los alumnos necesitan para potenciar sus capacidades. Los estudiantes de ahora son diferentes y debemos motivarlos respetando su individualidad». «Necesitamos un profesorado comprometido y que ejerza de coach, ya que estamos en un ámbito en el que se aprende haciendo», apuntaba Victoria Gómez, ideas todas ellas compartidas por los presentes.

Variada oferta formativa

Durante la jornada, los seis contertulios explicaron brevemente la diferente oferta formativa que tienen a disposición de aquellos alumnos que quieren formarse en las distintas ramas. EDEM Escuela de Empresarios tiene una oferta de grado muy enfocada en la empresa y para la empresa, ofreciendo grados generalistas; y luego la especialización viene dada en los postgrados. Dos títulos oficiales que son el grado de ADE para Emprendedores y el de Ingeniería y Gestión Empresarial se realizan en un centro adscrito tanto a la Universitat de València como la Universitat Politècnica de València.

Por su parte, Florida Universitaria, que también es centro adscrito a la Universitat de València y a la Universitat Politècnica de València, tiene una oferta compuesta por siete grados en cuatro ámbitos de especialidad, como es la educación, la empresa y turismo, la ingeniería y la tecnología de información.

Barreira Arte y Diseño ofrece en su portfolio una oferta enfocada en el mundo del arte y el diseño, siendo un referente en estos ámbitos formando a los mejores diseñadores en moda, interiores y gráficos con grupos muy reducidos con profesionales del sector.

En cuanto a la Universidad CEU Cardenal Herrera, su oferta se agrupa en diferentes facultades, como son la de Humanidades y Comunicación, en la que se imparten Periodismo, Comunicación audiovisual, Publicidad y Educación. En la Facultad del área sanitaria se imparte Farmacia, Fisioterapia, Enfermería, Medicina y Odontología y la Facultad de Veterinaria, además de una pequeña escuela técnica, en la que se estudia Arquitectura e Ingeniería de diseño industrial.

ESIC Business & Marketing School, adscrita a la Universidad Miguel Hernández, se basa en tres pilares, como son el marketing y comunicación, management, con ADE en castellano e inglés y el grado de International Business, y el grado en Digital Business, pionero en Europa «habiéndose convertido en el mayor referente de economía digital».

Para concluir, la Universidad Europea de Valencia abarca tres áreas de conocimiento, como son las áreas de ciencias de la salud (Odontología, Fisioterapia, Medicina y Psicología), la de ciencias sociales (con el área jurídica, empresa y la de idiomas y relaciones internacionales) y la Escuela de Arquitectura, destacando los grados internacionales.