Detenida una madre en Melilla por abandonar a dos hijos junto a la Policía para convertirlos en Menas

Centro de acogidas de menores extranjeros La Purísima Concepción de Melilla, donde quedaron internados los dos niños abandonados por su madre./EFE
Centro de acogidas de menores extranjeros La Purísima Concepción de Melilla, donde quedaron internados los dos niños abandonados por su madre. / EFE

La madre explicó que no tenía recursos para mantenerlos, por lo que los niños fueron acogidos en centro bajo tutela de la ciudad autónoma

EUROPA PRESSMelilla

La Policía Local ha detenido en Melilla a una mujer de origen marroquí y de 39 años como presunta autora de un delito de «incumplimiento de las obligaciones familiares», tras presuntamente abandonar a sus dos hijos de diez y seis años en las cercanías de la Jefatura de la Policía Local, al parecer para que fueran ingresados en un centro de acogida como menores extranjeros no acompañados (Menas).

Según ha informado este martes un portavoz de la Policía Local, los hechos ocurrieron el día 2 de agosto, cuando en las inmediaciones de la Jefatura de Policía Local agentes del Grupo de Menores (Grumen) fueron comisionados en relación a un posible delito, después de que una mujer hubiera dejado a sus hijos en las cercanías de la Jefatura para así lograr su acogida en un centro de menores de la ciudad española.

El portavoz ha indicado que los menores, de diez y seis años respectivamente, en un primer momento «desamparados», quedaron a disposición de la Ciudad Autónoma y acogidos en el centro de Menores de La Purísima Concepción.

Tras las gestiones realizadas por los agentes del Grumen, estos pudieron localizar a la madre, a la cual se le indicó que estaba incurriendo en un delito de incumplimiento de sus obligaciones familiares. La mujer manifestó que no tenía medios ni recursos económicos y que no se iba a hacer cargo de los niños, por lo que los agentes procedieron a su detención y lectura de derechos, ha detallado el portavoz policial.

La madre de los pequeños fue trasladada hasta las dependencias de la Jefatura Superior de Policía, donde quedó ingresada en los calabozos a la espera de su puesta a disposición judicial.

Más casos

El portavoz de la Policía Local ha subrayado que «llama la atención de forma alarmante» cómo en el mes de julio, a través de las diligencias llevadas a cabo por los agentes del Grumen, los menores de edad siguen accediendo a territorio nacional, con su documentación y acompañados por sus padres o familiares y, en la mayoría de los casos, provenientes de las ciudades limítrofes, concretamente residentes de la provincia de Nador (Marruecos).

El portavoz policial ha advertido que esta práctica, que «está siendo habitual últimamente por parte de los progenitores», conlleva un ilícito penal de abandono del menor, así como el incumplimiento de los deberes familiares, y que procede la detención de los autores, en este caso los padres o progenitores.