Dani Mateo la vuelve a liar en Twitter: «España no existe»

Dani Mateo./LP
Dani Mateo. / LP

El humorista explica en su comentario que «España es la suma de sus partes. Si logramos que todas se sientan queridas, respetadas y dentro de un proyecto motivador, seremos la hostia».

LAS PROVINCIAS

El humorista Dani Mateo vuelve a estar en el punto de mira. Después de la última polémica que protagonizó durante su espacio en el 'El Intermedio' al sonarse los mocos con una bandera de España, el día de Nochebuena, el cómico no quiso pasar desapercibido en las cenas españolas, y saltándose el guion decidió pasar de las típicas felicitaciones navideñas.

Mateo hizo una reflexión en su cuenta de Twitter alabando a su tierra y explicando que, para él, «España no existe. España es la suma de sus partes». «Cómo me gusta mi tierra. Y Asturias y Andalucía y el País Vasco y Castilla... España no existe. España es la suma de sus partes. Si logramos que todas se sientan queridas, respetadas y dentro de un proyecto motivador, seremos la hostia. Si apostamos por la España por cojones...», escribió el humorista a través de su cuenta de Twitter.

Este comentario ha incendiado las redes sociales, con fuertes reacciones que, por otra parte, el cómico parecía buscar al realizar esa publicación.

A principios de noviembre, tras el aluvión de críticas al limpiarse la nariz con la bandera de España en un sketch de 'El Intermedio', Dani Mateo decidió abandonar «un rato» las redes sociales. Pero las polémicas no han cesado desde aquel desafortunado chiste. Ante la denuncia que la organización Alternativa Sindical de Policía presentó en el Juzgado de Guardia contra el humorista por cometer, según el sindicato ASP, un «ultraje» a los símbolos nacionales, Mateo utilizó su cuenta de Instagram para ilustrar su citación ante el juez. Y lo ha hecho con una imagen a la que no acompaña ningún texto. El cómico ha recurrido a un capítulo de Los Simpson, en el que aparece el payaso Krusty en un juicio. En este episodio del programa, el payaso era llamado a declarar por un delito que no había cometido.

El cómico permaneció apenas diez minutos en el juzgado y a la salida afirmó que «como ciudadano español me preocupa que se esté llevando a un payaso ante la Justicia por hacer su trabajo y por la imagen de mi país y mi bandera». Además, señaló que durante todo este tiempo «se ha hablado mucho sobre los límites del humor» y «sobre si ofende o no» el 'sketch' en el que, mientras leía el prospecto de un medicamento antigripal, estornudaba y se sonaba la nariz con la enseña nacional.

Otras reacciones