Compra un cromo por menos de dos euros sin saber que podría valer millones

Coleccionista de cromos./LP
Coleccionista de cromos. / LP

El dependiente le vendió la estampa tan barata porque pensaba que se trataba de una falsificación

LAS PROVINCIAS

Cuando Dale Ball, un coleccionista de California adquirió un cromo por dos dolares (el equivalente a unos 1,76 euros) no se imaginaba que esa compra podría cambiar completamente su vida y mucho menos, que le haría millonario.

El estadounidense se dirigió a una tienda de la localidad de Sparks a realizar su gestión, por la que acabó pagando esa cifra tan pequeña después de que el establecimiento le aplicara una rebaja.

La estampa, en concreto, corresponde al jugador de béisbol Babe Ruth, una leyenda de este deporte. El comprador, cuando fue a pagar por la pieza, se sorprendió por su precio, y le preguntó al dependiente del local el motivo. Este justificó su importe al asegurar que no encontraba ningún álbum al que perteneciera, por lo que pensaba que se trataba de una falisficación.

No obstante, el empleado desconocía el origen de la pieza que, de confirmarse, la situaría como una auténtica reliquia. Dale Bell podría estar ante una de las dos copias que existen en todo el mundo de la pieza. Los dos únicos cromos fueron impresos en 1921 por la Shotwell Company.

El coleccionista, sin embargo, sospechaba algo. Había visto ya en Internet la estampa así que decidió investigar por su cuenta. Llevó la copia a un tasador de Beverly Hills, quien coincidió con Bell en que podría tratarse de uno de los cromos originales.

Solo falta ahora recibir el certificado de autenticación, el trámite que convertiría el cromo adquirido por menos de dos euros en uno de valor incalculable. Así, de ser una pieza única Bell destinaría el dinero que obtendría de ella a ayudar a sus padres a retirarse y también le daría parte de las ganancias al vendendor de la casa de empeño que le proporcionó el cromo.

 

Fotos

Vídeos