Maxcolchón

Cómo elegir el mejor colchón viscoelástico, de látex o de muelles

Cómo elegir el mejor colchón viscoelástico, de látex o de muelles
Los expertos en descanso aconsejan cambiar de colchón antes de los diez años y tener en cuenta aspectos como la firmeza, la adaptabilidad, el frescor, la calidad y las garantías
SUPLEMENTOSValencia

Con lo ajetreada que es la vida moderna, el descanso es determinante. Cada día tenemos más claro que la calidad de las horas de sueño es esencial y una necesidad vital para poder afrontar con éxito los retos que tenemos por delante. De media, los españoles dormimos alrededor de 2.555 horas al año, aunque el 32% admite no tener un sueño reparador por las noches, según indica el Estudio sobre Salud y Descanso publicado por la Fundación de Educación para la Salud del Hospital Clínico San Carlos (Fundadeps) y la Asociación Española de la Cama (Asocama) el pasado 2017.

De cara a asegurar un buen descanso entran en juego, según distintos estudios, varios factores relacionados con las horas de sueño, el horario en el que nos vamos a la cama, la alimentación, otros factores como el consumo de tabaco o alcohol, pero, sobre todo, el buen estado del colchón. Creer que nuestros colchones deben durar toda la vida es un gran error, puesto que «se recomienda no utilizar un colchón durante más de diez años», explica Guadalupe Segura, responsable de Ventas de Maxcolchon. La realidad, explica Segura, «es que a lo largo del tiempo nuestro cuerpo cambia y sus necesidades también», por lo que es esencial que el equipo de descanso se adecue a esas necesidades. Sobre todo, si ha visto sus prestaciones mermadas.

A la hora de comprar un nuevo colchón es importante tener en cuenta premisas fundamentales como la firmeza, el grado de dureza que deseamos para nuestro descanso; la adaptabilidad, que es la capacidad que ofrece el colchón para adaptarse a nuestro cuerpo –algo directamente relacionado con los materiales con los que está fabricado–; el frescor, sobre todo, si se trata de personas calurosas; las medidas, ya que si dormimos en un colchón que no es lo suficiente grande o largo para quienes deben dormir en él, esto puede afectar al descanso; y la calidad y las garantías. «La calidad del producto es muy importante, pues de ella depende la durabilidad y las prestaciones y cómo afecta a nuestro descanso, por eso debemos confiar en colchones de marcas relevantes y especializadas como Maxcolchon Maxcolchon, y con sellos de calidad y fabricación que garanticen su calidad», recomienda Guadalupe Segura. Firmas como Maxcolchon cuentan, además, con asesores del descanso para «casos en los que existen necesidades específicas o hay dudas sobre qué colchón se desea elegir, y que orientan de forma especializada sobre la elección de los mejores colchones para cada caso», destaca.

Un colchón para cada persona

Actualmente el mercado ofrece una gran variedad de colchones de diferentes gamas, tecnologías y sensaciones. «Los viscoelásticos son los favoritos de la gran mayoría por el confort que ofrece su principal característica: la adaptabilidad», destacan desde Maxcolchon. Por su parte, los colchones de muelles han evolucionado mucho con el paso del tiempo y actualmente existen modelos de altas prestaciones y gran confort que ofrecen la flexibilidad del muelle con la adaptabilidad de otros materiales que combinan, como la viscoelástica y las espumas adaptables. Los colchones de látex son los favoritos de quienes buscan un descanso más natural, mientras que los colchones de espuma, ofrecen una gran variedad en función de la calidad de la espuma que incorporan.

La gran revolución ha llegado en los últimos años con la venta online, que acerca al cliente catálogos muy completos, como el que ofrece Maxcolchon, única marca de colchones experta en descanso con gran trayectoria –más de diez años de experiencia–, tanto en su tienda online como en sus 50 tiendas físicas propias, que controla todo el proceso de venta sus colchones. Sus profesionales se ocupan de la fabricación, distribución, atención al cliente, venta online, venta en tiendas físicas, posventa y cualquier cosa que necesiten los clientes. Esta apuesta «permite llevar un seguimiento exhaustivo de la calidad de nuestros productos y nuestros servicios y mejorarlo cada vez más, así como ser más competitivos en nuestros precios y ofrecer la mejor relación calidad-precio, puesto que no hay intermediarios», destaca la responsable de Ventas de Maxcolchon.

Comprar un colchón por internet ofrece grandes ventajas al cliente. Sobre todo, la de no tener que desplazarse a una tienda física si no lo desea. Para ello, en Maxcolchon ofrecen un periodo de prueba de 100 noches por si el cliente no queda satisfecho con el colchón escogido. Asimismo, «en la tienda online siempre pueden encontrarse ofertas exclusivas beneficiosas para los usuarios y también permite valorar y comparar con mayor detenimiento las prestaciones de los colchones analizando sus fichas técnicas y precios», añade Segura. Una vez decidido, el cliente recibe el colchón directamente en su casa, pudiendo elegir entre diferentes opciones de envío, siendo los principales el envío urgente por mensajería, y el servicio especializado con subida de la mercancía, y prácticamente todas las modalidades de pago, incluyendo contra reembolso, tarjeta, transferencia, Paypal, financiación sin intereses, financiación inmediata con intereses e incluso el pago con criptomonedas. La subida del colchón a casa permite «el montaje o instalación de la mercancía, la retirada del colchón antiguo y otros servicios que nuestros clientes valoran mucho», añade.

Fotos

Vídeos