Buscan en todo el mundo donantes de sangre compatible para una niña con cáncer

La pequeña Zainab. /RC
La pequeña Zainab. / RC

La pequeña Zainab necesita sangre de descendientes de paquistaníes, iraníes o indios carentes del antígeno Indian B

J. GUILLENEA

Zainab Mughal es especial, aunque a sus dos años de edad es demasiado joven para saberlo. Su sangre es de esas que no se encuentran a menudo cuando más falta hace. Es extremadamente rara, le falta 'Indian B', un antígeno común que la mayoría de la gente tiene en sus glóbulos rojos. Cada vez que necesita un trasplante solo puede recibirlo de personas sin ese antígeno, y no hay muchas en el mundo. Solo ellas pueden ayudarla, pero antes hay que encontrarlas.

Hace dos meses, a Zainab le diagnosticaron un neuroblastoma, un cáncer agresivo que generalmente se presenta en niños. La pequeña, que vive con sus padres en el sur de Florida, Estados Unidos, ha recibido desde entonces sesiones de quimioterapia para reducir un tumor que ha estado creciendo en su abdomen y pronto recibirá un trasplante de médula ósea. Para sobrevivir al tratamiento necesitará muchas transfusiones de sangre.

La sorpresa llegó cuando los médicos analizaron la de Zainab. Resulta que la niña pertenece a un reducidísimo grupo de personas cuya sangre produce anticuerpos en presencia o ausencia de ciertos antígenos, lo que hace que recibir un trasplante no sea nada fácil para ella. Sus padres se aprestaron a donar sangre, pero eran incompatibles. Recurrieron después a todos sus parientes, y el resultado siguió siendo negativo. Llamaron a amigos, a compañeros de trabajo, a los habitantes de Florida... No hubo forma. Las estadísticas juegan contra ellos.

Cien por cien

Los padres de Zainab contactaron con Oneblood, una organización especializada en trasplantes de sangre poco común. Allí les dijeron que la de su hija era de las menos comunes de todas, una auténtica rareza que comparten muy pocas y muy concretas personas. Fue entonces cuando comenzó la búsqueda.

Primero, tienen que ser al cien por cien de origen paquistaní, indio o iraní, lo que significa que ellos o sus progenitores deben pertenecer a alguno de esos tres países. Segundo, su sangre tiene que ser del tipo 'O' o 'A'. Y después viene lo más difícil: los candidatos no pueden tener el antígeno 'Indian B', un requisito que cumplen menos del 4% de los potenciales donantes.

Un antígeno es cualquier sustancia que provoca que el sistema inmunitario produzca anticuerpos contra sí mismo

La estadística es la que es y el tiempo corre en contra de Zainab, cuyos padres mantienen su búsqueda desesperada de donantes por todo el mundo. Tanto esfuerzo ha tenido resultados, pero aún no es suficiente. Para que la niña pueda recibir tratamiento se requieren al menos diez voluntarios dispuestos a ceder su sangre periódicamente, y hasta el momento solo se han encontrado tres compatibles de entre las mil personas que han respondido al llamamiento. Uno vive en Londres y los otros dos en Estados Unidos.

La primera fase del tratamiento de Zainab ha logrado reducir el tumor. Ahora queda completar el desafío. El mundo es grande y en algún lugar habrá personas que hablen idiomas distintos o recen a un dios diferente pero que tengan la misma sangre que una niña de dos años. «Cuando mi hija crezca le recordaré el esfuerzo que hiciste para salvar su vida», dice el padre en un vídeo dirigido a los desconocidos que pueden hacer que Zainab cumpla tres años.

Temas

Cáncer
 

Fotos

Vídeos