Carmona (CGPJ) se opone a rebajar la pena a los asesinos machistas que confiesan

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Género, Ángeles Carmona/Sara Santos
La presidenta del Observatorio contra la Violencia Género, Ángeles Carmona / Sara Santos

«No es de recibo que esos señores, simplemente por decir 'sí, he cometido el crimen' tengan esa ventaja en un delito tan grave», dice

EUROPA PRESSMadrid

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ángeles Carmona, ha vuelto a reclamar la supresión de la atenuante de confesión en delitos de violencia de género. Según ha recalcado, «no es de recibo» que los asesinos machistas que se entregan y confiesan el asesinato cometido contra su mujer o exmujer obtengan «ventajas o beneficios», como rebajas de la pena de prisión de hasta 3 y 4 años.

Precisamente este miércoles, un hombre se ha entregado en la comisaría de la Policía Nacional de Terrassa (Barcelona) tras matar a su mujer en un piso del municipio. El varón se ha presentado en dependencias policiales y ha confesado el crimen a la policía, que ha confirmado que el cadáver estaba en la vivienda.

Desde el CGPJ llevan años reivindicando que se elimine la aplicación de esta atenuante en los supuestos de violencia de género cuando las circunstancias de los hechos permitan atribuir fehacientemente su autoría. De hecho, ésta es una de las más de 200 medidas contempladas en el Pacto de Estado aprobado en el año 2017, cuya implantación está pendiente y que requiere una reforma del Código Penal.

«No es de recibo que esos señores, simplemente por decir 'sí, he cometido el crimen' tengan esa ventaja, ese beneficio, en un delito tan grave», ha señalado en una entrevista con Europa Press. A su juicio, «no tiene ningún sentido» que las penas sean más bajas por este motivo, teniendo en cuenta que los maltratadores tienen un perfil de «jactancia y de reivindicación» del crimen.

De acuerdo a datos del Poder Judicial, dos de cada cuatro autores de asesinatos de violencia de género se entregan. Para Carmona, éste es «un porcentaje altísimo» sabiendo que en los asesinos está presente la idea de «'la maté porque era mía'» o «ella ha tenido la culpa».

La aplicación de la atenuante de confesión en estos casos es, según ha dicho Carmona, «una cosa que clama al cielo». Según ha explicado la jueza, esta figura se introdujo en el Código Penal porque, si una persona confiesa, el procedimiento y la investigación judicial es «mucho más fácil».

Pero Carmona ha destacado que los asesinatos por violencia de género son «fáciles» de investigar y «normalmente la confesión no aporta nada más que la verdad», a excepción de la complejidad de casos como, por ejemplo, el de Marta del Castillo ante la no aparición del cadáver. «Al final los pillan a todos», ha declarado Carmona a Europa Press.

Un grupo de expertos del Observatorio propuso esta supresión de la atenuante de confesión tras percatarse de que en muchos casos las penas son más bajas por estas confesiones. Finalmente, su proposición fue incluida en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género aprobado en 2017, cuyo periodo de implantación se fijó en 5 años.

Este mes de julio, además del hombre que este miércoles se ha entregado tras matar a su mujer en Terrassa (Barcelona), el pasado día 2 un hombre de 42 años también se entregó a la Policía en Madrid, acompañado de sus dos hijos menores de edad, tras confesar que había asesinado a su mujer en el domicilio familiar ubicado en Rute (Córdoba).

Más información