La autopsia de Blanca Fernández Ochoa: lo que se sabe hasta ahora

El furgón fúnebre donde iba el cuerpo de Blanca. /Efe
El furgón fúnebre donde iba el cuerpo de Blanca. / Efe

Junto al cadáver de la exdeportista se encontraron varios estuches de pastillas, algunos sin abrir, de la medicación que tenía prescrita por los médicos que la trataban de sus problemas psiquiátricos

EUROPA PRESSMADRID

La autopsia de Blanca Fernández Ochoa aún no se ha conocido, pero los primeros datos de la investigación indican que el cuerpo de Blanca Fernández Ochoa no presentaba signos externos de violencia, por lo que la hipótesis de que había sufrido una caída o un accidente ha quedado ya descartada. De hecho, los investigadores apuntan, a falta de los resultados de la autopsia, a que la muerte fue voluntaria.

Los forenses del Instituto Anatómico Forense de Madrid concluirán este viernes 6 de septiembre el informe preeeliminar de la autopsia del cadáver de la exesquiadora Blanca Fernández Ochoa cuando estén concluidas todas las pruebas clínicas que se han practicado o se practicarán sobre los restos mortales de la deportista, han informado fuentes jurídicas a Europa Press.

Identificación complicada

Así, han indicado que «faltan extremos» de laboratorio de patología forense para dar por concluido el examen sobre el cuerpo de Fernández Ochoa, que se encontraba en avanzado estado de descomposición, que arrojará luz sobre si la muerte fue accidental o no.

En primer lugar, los especialistas abrieron una línea de investigación para determinar «fehacientemente» que se trataba del cuerpo de la exesquiadora. Fuentes próximas a la investigación han señalado a Europa Press que el cuerpo está en avanzado estado de descomposición debido a las altas temperaturas de la zona, lo que complica su identificación. La causa no está bajo secreto de sumario.

La investigación: varios estuches de pastillas y una botella de vino

Según los investigadores, junto al cadáver de la exdeportista se encontraron varios estuches de pastillas, algunos sin abrir, de la medicación que tenía prescrita por los médicos que la trataban de sus problemas psiquiátricos.

Cerca del cuerpo también se encontró una botella de vino casi llena que los investigadores, de momento, no se atreven a aventurar que perteneciera a la exesquiadora

Entre las pertenencias estaba también el recibo del supermercado donde el día 24 de agosto fue vista por última vez, así como las llaves de su coche; nada más que pudiera hacer pensar que pretendía pernoctar en el monte. Cerca del cuerpo también se encontró una botella de vino casi llena que los investigadores, de momento, no se atreven a aventurar que perteneciera a la exesquiadora.

Serán los forenses del Instituto Anatómico Forense de Madrid los que determinarán las causas del fallecimiento y emitirán un primer informe preliminar tras la autopsia al cadáver de la exesquiadora, que finalizó pasadas las cuatro la tarde de este jueves. Se espera que de un momento a otro se emita un primer informe preliminar sobre las causas de la muerte.

Capilla ardiente e incineración

La familia lleva desde esta la mañana de este jueves en el Instituto Anatómico Forense y han pedido que pueda ser trasladada a Cercedilla esta misma tarde donde se llevaría a cabo el velatorio. La idea de la familia es poder incinerarla este mismo viernes en Pozuelo. Dependiendo de la decisión del juez tras la autopsia, el cuerpo será trasladado a un crematorio cercano o será inhumado temporalmente.

Más información de la muerte de Blanca