Maxcolchon

La almohada, el elemento de descanso más personal

La almohada, el elemento de descanso más personal
Los expertos recomiendan que a la hora de escogerla se tengan en cuenta factores como la composición, la altura y la transpirabilidad
SUPLEMENTOS

Escoger la almohada perfecta es «fundamental» para un buen descanso y para evitar presiones cervicales y mandibulares, además de para mantener la espalda y el cráneo recto, aspectos que también garantizan el reposo. Así lo advierten los Colegios Profesionales de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, Catalunya, Euskadi, Navarra, Galicia, Andalucía, Cantabria y la Comunitat Valenciana, que el pasado mes de noviembre lanzaron una serie de directrices sobre cómo debe ser la almohada perfecta y que pasaban por «permitir una buena respiración, mantener la columna recta y aliviar las presiones cervicales y mandibulares».

Los fisioterapeutas aconsejan escoger una almohada cuya altura oscile entre los diez y los 15 centímetros, entre tres y cuatro centímetros más baja en el caso de las mujeres, y que siempre que sea posible se eviten materiales que puedan producir alergias. «De todos los elementos necesarios para un buen descanso, la almohada es probablemente el más personal de todos ellos, por eso es muy importante que ante la compra de una nueva sopesemos los pros y los contras que cada una de ellas pueden ofrecer», destacan desde Maxcolchon, una de las empresas líderes en la venta de productos de descanso en España y una de las firmas que más y mejor ha apostado por ofrecer modelos que tengan en cuenta multitud de variables.

Cuando se escoja una nueva almohada, recomiendan desde Maxcolchon «debemos tener en consideración su composición y altura» y también hay que considerar su transpirabilidad, puesto que, «si somos personas calurosas se trata de un factor a tener muy en cuenta, ya que influirá directamente en la calidad de nuestro sueño». La firmeza también es otro factor a tener en cuenta para acertar en la elección de una almohada perfecta, algo fundamental según los colegios de fisioterapeutas, dada la cantidad de horas que pasamos durmiendo y la importancia de esa calidad para asegurar un descanso reparador

Variables para elegir una almohada

.

Se puede elegir una buena almohada en función de muchas variables como la firmeza, la altura o el material, pero todos ellos estarán determinados por la postura que adaptemos a la hora de dormir. «Permite que mantengamos una correcta postura mientras dormimos, y asegura que nuestras vértebras cervicales y dorsales se encuentran en un correcta postura. Por ello, lo ideal es que escojamos una almohada que mantenga nuestra columna alineada de la misma manera que cuando estamos de pie», aclaran desde Maxcolchon.

En cualquier caso, los expertos no recomiendan nunca dormir sin almohada, puesto que puede llegar a provocar contracturas cervicales, de la misma forma que dormir boca abajo es una opción nada recomendada por los especialista ya que la cabeza debe estar ladeada para permitir el acceso del aire y no es posible mantener la columna en una correcta postura. La mejor postura para dormir es de lado, apoyado sobre uno de los hombros y con las piernas ligeramente flexionadas, con una almohada gruesa y compacta que mantenga siempre nuestra columna bien alineada. «De esta manera nuestro cuello se mantendrá en una postura correcta y no ejerceremos sobre él presiones innecesarias, además de evitar posturas forzadas rotaciones», aclaran en Maxcolchon.

Dejarse aconsejar por los profesionales de Maxcolchon a la hora de escoger una nueva almohada parece, con todo ello, una de las opciones más recomendables. Tanto en su extensa red de más de 50 tiendas físicas, como en su completa tienda 'on line', se puede comparar un amplio catálogo de almohadas de fibra, microfibra, de plumas, viscoelásticas y especiales, pensadas para todo tipo de público. Ellos podrán aconsejar, por ejemplo, sobre los nuevos modelos de materiales viscoelásticos que mejoran la transpirabilidad gracias a nuevos diseños perforados que favorecen la evacuación del calor.