Una adopción más allá de la muerte

El Refugio presenta 'Proyecto Edén', una iniciativa para acoger a las mascotas de personas que fallezcan en España

ISAAC ASENJOMadrid

Josín murió hace dos veranos en su casa de Mieres y lo hizo cumpliendo lo que le prometió a Trasgu, su compañero inseparable en sus últimos años de vida. En estado terminal, sabía que le quedaban unas semanas de vida, pero antes dejó a su perro en buenas manos. Era el último deseo del asturiano. Una historia de amistad y lealtad similar a la de Santiago, fallecido a los 88 años en Guadalajara. Antes de irse aún le quedaba algo importante que hacer, encontrar una familia para sus seis perros: Trouvé, Quickly, Pichuli, Morita, Peludra y Leona. «Necesito que les den mucho amor, como les he dado yo. Son como mis hijos», decía en un mensaje que movilizó a las redes sociales para esta noble causa.

Relatos de muerte y despedidas con cierto aire a Truman, película ganadora del Goya a mejor película en 2016. Un film que emocionó a miles de espectadores, en el que Julián (Ricardo Darín) tenía la obsesión de poder encontrar un nuevo hogar para su perro. Aquejado de una enfermedad terminal, no le preocupa su futuro, sino el del animal que ha sido el único acompañante en su absoluta soledad.

El 40% de los hogares españoles cuenta con una mascota y la Administración Pública, los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas no cuentan con ningún tipo de protocolo en caso de fallecimiento del dueño de estos animales.

La protectora de animales El Refugio ha presentado esta semana en el cementerio de la Almudena (Madrid), el Proyecto Edén, una iniciativa que consiste en acoger y buscar un hogar a los perros de personas fallecidas en España. La llama de este proyecto ha sido Zeus. Hace un año su dueño, Gregorio, falleció. Sin embargo, al enterarse de que su final estaba cerca y preocupado por el futuro de su mejor amigo, acudió a esta asociación para que cuidasen de él. A los pocos días de publicar el caso de Zeus, la protectora recibió una llamada de Irene quien quiso adoptarle y darle una nueva oportunidad.

Un total de 138.407 perros y gatos fueron acogidos en refugios y protectoras durante el año 2018, una cifra que aumenta en un centenar respecto al año anterior Fundación Affinity 'El nunca lo haría'

Se trata de un proyecto pionero en España y gracias a él se evita que los perros de las personas que fallecen sean abandonados o, lo que es peor, sacrificados.

El procedimiento para formar parte del Proyecto Edén consiste en entrar en la página web de El Refugio y enviar un correo. Después, la protectora se pone en contacto con aquellas personas interesadas y les aseguran que «la mascota va a tener una buena vida garantizada», como ha explicado el presidente de la protectora, Nacho Paunero, que en cualquier caso lamenta que «con este proyecto no van a solucionar del todo el abandono animal, pero están aportando su granito de arena para ayudar al mayor número de perros y personas que sea posible.»

Así, El Refugio cuenta con una serie de requisitos para formar parte del Proyecto Edén. Entre ellos, es imprescindible ser mayor de edad y la nacionalidad española además de residir en la Península.

Por otro lado, se podrá adherir al Proyecto Edén un máximo de dos perros por persona y los animales deberán estar debidamente identificados con microchip a nombre de la persona que se sume al proyecto y con sus cartillas sanitarias actualizadas. Por último, la protectora indica que es necesario legar en testamento notarial la propiedad del perro a la protectora El Refugio ya que actualmente no existe otra fórmula legal que permita garantizar la custodia del animal.