Cómo poner la mesa en Nochebuena. Colocación de los cubiertos, platos, vasos y servilletas

Consejos útiles para triunfar como anfitrión esta Navidad

LASPROVINCIAS.ES

Seguro que te ha pasado más de una vez. Llega una cena importante, como Nochebuena, en la que se reúne toda la familia, y tienes dudas de a qué lado se pone la servilleta o los cubiertos, o no sabes cuántos vasos o copas hay que sacar. El Manual de Buenas Costumbres y Modales escrito Manuel Antonio Carreño da las claves para no equivocarte. Ahí van algunos consejos útiles:

Los cubiertos en la mesa se colocan de manera que las personas tengan que tomarlos de afuera hacia adentro, es decir, los primeros que se utilizan de acuerdo al orden en que se sirven los platos son los de afuera.

Para cualquier comida ordinaria, los cubiertos que deben ir del lado derecho del comensal (de derecha a izquierda, es decir, en dirección hacia el plato) son: cuchara de sopa, cuchillo para pescado, cuchillo para carne y para mantequilla. Los cubiertos que van del lado izquierdo del comensal (de izquierda a derecha) son: tenedor de pescado y ensalada, seguido del tenedor de carne.

Directamente encima del plato, en posición horizontal, o sea, transversal a los demás cubiertos que se encuentran a los lados del plato, se colocan la cucharita y el tenedor de postre, o en caso de que piensen servirse frutas, el cuchillo de postre. Éstos suelen colocarse en direcciones opuestas.

Los vasos se colocan del lado derecho del comensal, al lado de los cubiertos de postre. A la izquierda, aproximadamente al mismo nivel del vaso, al otro lado de los cubiertos de postre, puede colocarse un platito para los panecillos. En una cena algo formal o más concurrida suelen hacerse necesarias las tarjetitas en cada lugar de la mesa con el nombre de la persona a la cual corresponde cada puesto. De este modo, los invitados podrán localizar fácilmente su posición asignada en la mesa y no se sentirán desorientados. Esto permite otra ventaja, que consiste en que el anfitrión podrá colocar a las personas según su criterio, seleccionando puestos contiguos para aquellos que considere más compatibles.

Esto, en el caso de personas que no se conocen, resulta muy útil pues puede ser el factor determinante en que se desarrolle un ambiente animado y cordial entre sus comensales, y que la conversación sea interesante y fluída.

En el caso de una cena formal, o que se acostumbre a servir vino en las comidas, debe sustituir el vaso que dijimos anteriormente por las copas correspondientes. Por lo general, se coloca una copa grande tradicional para agua, otra para el vino y una tercera para el champagne. Las copas de los licores se traerán a la mesa junto con el licor.

Aunque esto no es muy correcto, si alguno de sus invitados rechaza algún plato por razones de salud, este debe serle retirado junto con los cubiertos correspondientes.

La servilleta

La servilleta se coloca en muchos casos encima del plato (una posición bastante utilizada, pues además protege al plato de cualquier motita de polvo, ceniza, migas, etc.). También se puede colocar de forma indistinta en el lado derecho o en lado izquierdo, según la costumbre de cada lugar o cultura. Lo que no es nada recomendable es colocar la servilleta dentro de una copa. Si la servilleta tiene algún tipo de bordado o anagrama, lo más recomendable es colocar la servilleta con este dibujo/logo/bordado bien visible.

El tamaño ideal para un banquete es una servilleta de 60x60 centímetros.