La DGT pone en marcha un operativo para vigilar la circulación de las bicicletas

Dos personas circulan en bicicleta./
Dos personas circulan en bicicleta.

Pretende concienciar al resto de conductores de la vulnerabilidad de los vehículos de dos ruedas

JOSÉ LUIS ÁLVAREZMadrid

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha durante los dos últimos fines de semana del mes un operativo especial para vigilar la circulación de las bicicletas y las motocicletas. Con la medida no se trata controlar a los ciclistas, que si cometen una infracción serán denunciados, sino de concienciar a los demás conductores para que respeten a los usuarios, en especial, a los vehículos de dos ruedas como son las bicicletas o las motos, que son los más vulnerables.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil vigilarán a pie de asfalto y desde el aire, con los helicópteros, los tramos de carreteras que habitualmente son transitados por ciclistas y motoristas. Por ello, el departamento que dirige María Seguí recuerda que la Ley de Seguidad Vial permite que el vehículo que adelante a un ciclista o conjunto de ellos pueda hacerlo ocupando parte o la totalidad del carril contiguo o contrario de la calzada. Para ello pudiendo rebasar la línea continua, siempre en condiciones de seguridad y guardando una distancia de seguridad mínima 1,5 metros.

Está prohibido adelantar a un ciclista si dicha maniobra puede poner en peligro o entorpecer la marcha de los ciclistas, que circulen tanto en el mismo sentido como en el sentido contrario al vehículo que se va a adelantar. Los ciclistas tienen prioridad de paso respecto a los vehículos de motor, cuando, circulando en grupo, el primero haya iniciado ya el cruce o haya entrado en una glorieta. Pueden circular en paralelo, en columna de a dos, siempre lo más a la derecha posible de la vía y colocándose de uno en uno en tramos sin visibilidad. Asimismo, están obligados a utilizar el arcén cuando lo haya. En autovías solo podrán circular por el arcén, y siempre que sean mayores de 14 años, y no esté específicamente prohibido por la señal correspondiente.

Tráfico destaca que el uso del casco es obligatorio en vías interurbanas para todos los usuarios de bicicleta. En las vías urbanas su uso es obligatorio para los menores de 16 años tanto si son conductores como ocupantes de bicicleta.

Los ciclistas, al igual que el resto de conductores de otros vehículos están obligados a someterse a las pruebas de alcohol y drogas cuando les sea requerido en un control preventivo, se encuentren implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido alguna infracción. En estos casos, solamente se le aplica la sanción administrativa, no la detracción de puntos ya que éstos van vinculados a un permiso de conducción.

Respecto a las motos, la DGT se apela a todos los usuarios a que lleven puesto el casco, independientemente de si el trayecto es corto o largo ya que es un seguro de vida. Tráfico recuerda que el riesgo de morir en accidente de tráfico es 17 veces mayor en moto que en coche. Además, el 95% de las víctimas mortales en accidente de tráfico en las que está implicada una moto, el fallecido es el propio motorista. También llama la atención sobre el número de motos que circulan sin la correspondiente Inspección Técnica de Vehículos, dado que el 9% de las motos implicadas en un accidente mortal tenían la ITV caducada.