Pepita Lumier estrena casa

Una visitante observa obras de Paco Roca en el nuevo espacio Pepita Lumier./
Una visitante observa obras de Paco Roca en el nuevo espacio Pepita Lumier.

La obra de Paco Roca se vende en una nueva galería dedicada al cómic y la ilustración en Valencia

MIKEL LABASTIDAvalencia

Le ha quedado a Pepita Lumier muy apañada la casa en la calle Segorbe, 7, de Valencia, donde está oficialmente instalada desde hoy en un espacio de setenta metros cuadrados consagrado a la ilustración y al cómic y en el que todo está a la venta. "Gracias por tu interés, Pepita", responden por teléfono o por mail algunos autores cuando se han puesto en contacto con ellos para poder contar con su obra en esta nueva aventura. Nadie ha visto jamás la cara de Pepita, ni se sabe si es alta ni baja, ni rubia o pelirroja. Todo un misterio.

El personaje lo han inventado Lucía Vilar y Cristina Chumillas para ocultarse tras él, emprender juntas la aventura de abrir una galería y dar rienda suelta a su afición por la ilustración. "Se ha considerado un arte menor durante mucho tiempo y había que darle su espacio en Valencia", reconoce Vilar. "Cuando nos planteamos abrir no queríamos ser una galería al uso y buscamos un campo que nos hiciese diferentes", explica Chumillas, que descarta en la primera temporada asistir a ferias o salones y aspira en ese tiempo a asentarse. No es poco.

Pepita ha dividido el espacio en dos estancias. En la entrada lucen espléndidas las obras de los inquilinos ocasionales que vayan pasando por las paredes de su casa. El primero es Paco Roca, del que se pueden encontrar originales de Los surcos del azar o Memorias de un hombre en pijama, así como otros trabajos inéditos. Hasta el 10 de octubre ejercerá de padrino del local. No es casual que haya sido el primero en alojarse en la galería. Su popularidad y reconocimiento servirán de gancho y pasaporte para que aficionados al cómic y otros no tanto conozcan el espacio. Si se animan desde 50 euros pueden adquirir una pieza. Y si no disfrutar de la exposición.

Después llegarán otros cuantos autores invitados. "Teníamos una lista enorme de ilustradores con los que nos apetecía trabajar. Pensábamos que haríamos el listado definitivo con los que nos fueran diciendo que sí. Y nos sorprendimos cuando prácticamente todos, excepto un par por problemas de agenda, accedieron encantados a colaborar con nosotras", cuenta Chumillas. David de las Heras, Gabriel Moreno, Carla Fuentes (Littleisdrawing), David Despau, Agente Morillas, Paula Bonet y Sergio Mora serán los siguientes que pasarán en los próximos meses. "Para el año que viene nos gustaría contar con algún artista extranjero, pero ya veremos", sueña Cristina. Lucía asiente. Y Pepita sigue sin aparecer. Está en el ambiente.

El fondo del local se dedica a la venta de cómics, novelas ilustradas, fanzines y objetos relacionados con la animación. También se reservará para organizar mesas redondas, presentaciones y actividades. El afán de ejercer como dinamizadores culturales subyace, por supuesto, en la propuesta.