Hallan muerto en una depuradora al chimpancé Adán, huido de un zoo en Mallorca

Un chimpancé enjaulado./
Un chimpancé enjaulado.

El primate huyó de las instalaciones del Safari Zoo de Sa Coma, en Mallorca, con su compañera Eva, que también fue abatida

COLPISA / AGENCIASpalma de mallorca

La Guardia Civil ha informado del hallazgo en la depuradora de la localidad mallorquina de Sant Llorenç des Cardassar del cuerpo del chimpancé que huyó con otro el pasado lunes de las instalaciones del Safari Zoo de Sa Coma.

Uno de los primates, una hembra llamada Eva, fue localizado y abatido horas más tarde de la fuga, mientras que su compañero, Adán, estaba siendo buscado por un amplio dispositivo integrado por personal de las unidades de seguridad ciudadana, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de Guardia Civil (Seprona), un helicóptero, especialistas en el tratamiento de fauna silvestre del Govern balear y la Policía Local de Sant Llorenç des Cardassar.

La Guardia Civil había pedido a la ciudadanía que en el supuesto de avistamiento o localización del chimpancé se diera aviso al teléfono 062 y se evitara interactuar o aproximarse al animal, considerado muy peligroso.

El sacrificio de la hembra de primate fugada desató fuertes críticas en las redes sociales y grupos ecologistas y animalistas han reclamado el cierre del Safari Zoo de Sa Coma por considerar que no cumple con los requisitos legales de seguridad y de cuidado de los animales.

Asociaciones de defensa de los animales habían denunciado este martes la muerte de Eva. "Estaba muy nerviosa y cabía la posibilidad de que atacara a uno de los miembros del equipo que la estaba buscando. No fue posible utilizar dardos anestésicos" cuando los agentes la localizaron, explicó la Guardia Civil.

"Son dos monos, un macho y una hembra, grandes, pesan entre 70 y 80 kilos de peso", precisó, añadiendo que en un simio de ese tamaño, la anestesia "tarda unos cinco minutos en hacer efecto y el animal se puede poner nervioso y atacar a las personas".

Los dos chimpancés huyeron del safari zoo de Sa Coma, al este de Mallorca, el lunes a las 12.30 horas. "Parece ser que rompieron los barrotes de la jaula donde estaban, no lo tenemos muy seguro", afirmó el portavoz de la guardia civil. "Son animales que tienen mucha fuerza; pueden levantar con los brazos el doble de su peso", destacó.

El objetivo de la Guardia Civil era "atrapar a Adán sin hacerle daño". "Pero si no es posible, si no hay más remedio, habrá que abatirlo también", adelantaba un portavoz del instituto armado.

La organización de protección de los primates Proyecto Gran Simio pidió este martes a las autoridades locales que el safari zoo de Sa Coma "sea cerrado de forma inmediata por graves irresponsabilidades en el tratamiento de grandes simios y por no existir un protocolo de seguridad que hubiera evitado la fuga y la muerte" de la chimpancé.

"Lamentamos profundamente la muerte de Eva, y condenamos lo sucedido", declaró, por su parte, Javier Moreno, cofundador en España de la organización Igualdad Animal, quien señaló que "no es la primera vez, ni será la última, en la que animales desesperados escapan de estos lugares y luego son matados a tiros".