La zona del Lago Azul, en Tavernes de la Valldigna, inundada por las lluvias