Xeresa propone un plan de acción sobre la gestión del agua en el marjal

La marjal de la Safor en el término municipal de Xeresa. / ó. de la dueña
La marjal de la Safor en el término municipal de Xeresa. / ó. de la dueña

El ejecutivo presentará su propuesta a Xeraco y Gandia para iniciar actuaciones conjuntas en el consorcio y regular el sistema hídrico

ROCÍO ESCRIHUELAXERESA.

El Ayuntamiento de Xeresa se ha tomado muy en serio los problemas de inundaciones que dañan caminos e infraestructuras y tierras de cultivo en su término municipal y ha intensificado en los últimos meses el trabajo para buscar una solución a este inconveniente que causa pérdidas económicas a los agricultores.

La nueva alcaldesa de la localidad, Anabel Peiró, ha tomado el testigo de Tomás Ferrandis para materializar la creación de un consorcio que aglutine a todos los municipios afectados por las inundaciones del marjal, como son Xeraco y Gandia, además de Xeresa. El ejecutivo local quiere llevar a cabo un «plan de gestión del agua en el marjal de la Safor con el objetivo de conseguir un equilibrio entre los usos agrícolas y la conservación del entorno».

Esta propuesta es la que Peiró quiere trasladar a los ejecutivos de Xeraco y Gandia, afectados también por la gestión de la red de acequias, agua y el uso público del marjal de la Safor. Desde el Consistorio de Xeresa insisten en que la actual situación en la que se encuentran es un «problema reivindicado por los agricultores y que por su complejidad aún no se ha podido encontrar una solución definitiva» y por ello consideran esta cuestión «una prioridad».

La pasada legislatura, los ejecutivos de los municipios implicados ya trataron en varias ocasiones este tema, así como a principios del mes de mayo, pero ahora la intención de la alcaldesa de Xeresa es reunirse nuevamente con todos los Ayuntamientos afectados para promover el plan de acción que han diseñado.

Implicación

Hace dos meses representantes de las administraciones locales se reunieron en Xeraco donde también estuvieron presentes responsables de la Generalitat para escuchar la problemática de los municipios afectados. Desde el Consell se comprometieron a estudiar todas las propuestas y a buscar soluciones.

Y es los tres Consistorios creen que se deben implicar todas las administraciones públicas para intentar poner solución a la situación que afecta en especial a los agricultores. Aunque la solución también pasa por hacer partícipes a los propietarios de los terrenos afectados, comunidades de regantes o asociaciones cinegéticas, todos bajo la dirección de un órgano que regule el uso del agua. De ahí el interés por impulsar la creación de un consorcio que lidere las acciones que se deben emprender.

El problema de las inundaciones radica en la falta de salidas naturales del marjal hacia el mar y que se han perdido en los últimos 30 años provocando que en época de intensas lluvias no se pueda aliviar el agua y queden los campos de cultivo anegados con el consiguiente problema para los cítricos de estos huertos por exceso de humedad.

El marjal de la Safor es uno de los parajes más relevantes y de mayor valor ambiental del sur de la provincia de Valencia. No en vano, se trata de más de 1.250 hectáreas y está catalogado como ZEC (Zona de Especial Conservación ) por la Red Natura 2000. Es también Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC).