Vilaplana defiende la importancia del lenguaje no verbal

La periodista Maribel Vilaplana conversando con los asistentes en el Urbalab. / r. escrihuela
La periodista Maribel Vilaplana conversando con los asistentes en el Urbalab. / r. escrihuela

La periodista y asesora de comunicación destaca la necesidad de controlar el mensaje, la voz y el cuerpo para captar la atención del receptor

ROCÍO ESCRIHUELAGANDIA.

«El mensaje, la voz y el cuerpo son los elementos que hay que controlar para atraer al cliente, a la familia y a todos». Así lo destacó ayer la periodista y asesora en comunicación Maribel Vilaplana que habló sobre la importancia del lenguaje no verbal en las relaciones personales.

La segunda jornada de formworking organizada por Aesafor y patrocinada por LAS PROVINCIAS centró la atención en la comunicación de alto impacto donde Vilaplana defendió la importancia de «destacar» en nuestro entorno y para ello apuntó que «no hay que ser bueno, hay que parecerlo y tener capacidad de aprender». «No somos anuncios con patas», apuntó.

La asesora en comunicación incidió también en la importancia del silencio y de saber escuchar. «Hay que saber cerrar la boca. Callar y saber escuchar para llegar a la empatía», defendió la periodista. Para Vilaplana el cuerpo centra el 55% de atención de quien nos escucha, mientras la voz supone un 38% y el mensaje se queda sólo en un 7%.

«Hay que seducir y dominar el contenido» y ello engloba también habilidades que hay que trabajar como el tono de voz y la sonrisa porque el poder emocional es importante ya que para Vilaplana «a través de la razón llegas al corazón». Aconsejó a mirarse en un espejo durante conversaciones telefónicas de negocios porque aunque la persona no nos esté viendo «se trasmiten sensaciones» y es muy importante la sonrisa, destacó.

La comunicación del siglo XXI con la importancia de las redes sociales también ocupó una parte de la jornada y por la que se interesaron el medio centenar de alumnos que ocupaba la sala del Urbalab de Gandia. La asesora en comunicación puntualizó que la mayoría de las redes sociales son «lazos bonitos» e insistió en que hay que conocer a las personas cara a cara porque «la última decisión siempre está provocada por un instinto emocional».

Se mostró contraria a publicar en redes ciertas imágenes porque aseguró que ese perfil también lo controlar las empresas antes de contratar a una persona y puede hacer que te descarten sin conocerte sólo por alguna publicación. «Si queréis que os contraten, tenéis que limpiar vuestras redes sociales», afirmó.

También aconsejó a educar a los hijos en redes sociales porque «ellos van a tener una reputación on line y las empresas van a buscar eso».