Viaje al Ártico más profundo desde el puerto de Gandia

Ediles de Gandia y responsables de La Caixa en la apertura de la exposición. / c. woodward
Ediles de Gandia y responsables de La Caixa en la apertura de la exposición. / c. woodward

Una muestra de La Caixa da a conocer la vida de todas las especies en el norte de la Tierra de la mano de las imágenes de Andoni Candela

Ó. DE LA DUEÑAGANDIA.

Ver de cerca el pelo de un oso polar, cómo interactuan hongos y algas -líquenes- para sobrevivir o descubrir cómo se comportan las plantas carnivoras es posible en un rápido recorrido. El Moll dels Borja de Gandia alberga desde ayer y hasta el 12 de septiembre la exposición itinerante 'L'Àrtic es Trenca', donde se muestra una colección de imágenes del fotógrafo Andoni Candela.

El artista ha viajado por Groenlandia, Alaska, Canadá, Svalbard, Islandia, Rusia y Laponia y acerca al visitante a la realidad reciente de la región ártica. La muestra se ha colocado en pleno paseo del puerto, en un novedoso contenedor cultural de unos 200 metros cuadrados y donde se han instalado audiovisuales que explican qué es una aurora boreal o las diversas clases de hielo. Además es posible observar el pelo de un oso polar, líquenes y plantas carnívoras de todas estas regiones del norte.

Además, un conjunto de piezas procedentes de Nunavut (Canadá) y el norte de Alaska permiten conocer la vida y cultura de sus habitantes. Los visitantes pueden escuchar un cuento inuit-yupik y música sami. Es un «exclusivo e innovador espacio creado especialmente para la muestra simula un paseo entre icebergs», indican los organizadores. Las piezas e imágenes que integran la exposición están dispuestas sobre paredes irregulares y geométricas que recuerdan las paredes de hielo y juegan con sus numerosas gradaciones de blancos y azules.

Glaciares y ecosistemas

Los glaciares y ecosistemas árticos cierran la historia del clima de la Tierra. También son valiosos indicadores de las alteraciones climáticas que están pasando en la actualidad. Por eso su valor es incalculable para la ciencia, y los científicos trabajan en diferentes programas de investigación centrados en el Ártico. A pesar del duro clima, el ecosistema ártico acoge gran variedad de seres vivos. Estas especies han desarrollado significativas estrategias que les permiten aislar o soportar el frío, caminar sobre la nieve y camuflarse en el entorno.

Con la disminución del hielo ártico, animales como los osos polares podrían estar en peligro, algunas aves migratorias llegarán a perder sus anidadas debido a la falta de terreno estable, y algunos de los vegetales más resistentes del planeta, como son los musgos y los líquenes que pueblan la tundra, podrán ser sustituidos por especies más meridionales.

Superviviencia extrema

En el Ártico, animales y plantas se han convertido en maestros de la supervivencia. En este ámbito es posible conocer diferentes estrategias de adaptación tanto en plantas como en animales. Entre ellas, el caso del charrán ártico, que es capaz de dar la vuelta al mundo y volver cada verano en el mismo lugar, o plantas que comen insectos, entre otras particularidades.

Más de veinte grupos étnicos viven alrededor del océano Ártico. Ahora intentan adaptarse a las modificaciones que el cambio global está produciendo en su entorno, luchando por no perder sus tradiciones. En la apertura estuvieron el delegado de la Fundación La Caixa en la Comunitat, Álvaro Borràs; y el comisario, Toni Pou; la directora de zona de Gandia, Patricia Iborra; José Manuel Prieto, concejal de Escena Urbana; Nahuel González, concejal de Cultura; Lydia Morant, Deportes; y Alicia Izquierdo, Medio Ambiente.