Vecinos de la playa de Tavernes critican la falta de alumbrado

Imagen del lunes por la noche del acceso principal a la playa de Tavernes, con muy poca luz. / c. gimeno
Imagen del lunes por la noche del acceso principal a la playa de Tavernes, con muy poca luz. / c. gimeno

Los residentes en el litoral vallero y la asociación de comerciantes reprochan que hay más de 50 farolas sin funcionar en la avenida y en la zona del lago

C. GIMENO TAVERNES.

A oscuras, así se encuentra la playa de Tavernes de la Valldigna en plena temporada estival. Un hecho que ha motivado las quejas de residentes del litoral vallero que critican que haya más de 50 farolas fundidas.

Las deficiencias del alumbrado público de la playa de Tavernes han alterado a un buen número de vecinos que protestan diariamente por la gran cantidad de zonas a oscuras que existen en la costa vallera.

Hasta la asociación de comerciantes de la playa, Aceplat, se ha hecho eco de la gran cantidad de farolas que están sin funcionar a lo largo del casco urbano de la costa de la capital de la Valldigna.

Desde hace semanas, la zona más al norte de la playa está a oscuras. El puente del lago de la playa de la Goleta está sin iluminación. Ese tramo de la avenida únicamente está alumbrado por el tráfico de los coches, que con sus luces dan visibilidad a los peatones que cada noche pasean por la zona.

La avenida de La Marina es otro espacio que tiene deficiencias lumínicas. Víctor, vecino de esta zona, comentó a LAS PROVINCIAS que «frente a mi casa hay una farola que lleva funcionando intermitentemente todo lo que llevamos de verano». «Además desde el balcón de nuestra casa podemos contar hasta cinco farolas que no funcionan», apuntó.

No ha faltado quien en las redes sociales ha mostrado su queja. Algunos vecinos aseguran que han contado hasta más de 50 farolas sin funcionar en todo el casco urbano de la playa de Tavernes.

Este periódico ha podido constatar que en la misma entrada de la playa, en el Camí del Mar, hay tres farolas sin funcionar desde el inicio de la temporada estival. Un hecho muy peligroso ya que es esta es una zona muy concurrida por vehículos y viandantes, y en ella hay varios pasos de peatones. En algunos puntos del casco urbano, las terrazas de los restaurantes también están en penumbra. Incluso algunos negocios han tenido que ubicar lámparas junto a las mesas para poder dar servicio a los clientes de los bares.

Además, en la localidad, son varios los puntos que presentan deficiencias. En pleno centro, en el Passeig del País Valencià, y en la calle Pujada a l'esglèsia, las farolas también escasean.

Debate político

Las deficiencias en las luminarias también han llegado hasta el pleno de la Vall. El gobierno de Compromís está preparando la documentación necesaria para que el servicio de alumbrado público pase a ser gestionado de forma privada. Desde el ejecutivo mantienen que el actual alumbrado público está muy anticuado y con graves deficiencias.

Desde EUPV se criticó esa opción y se llegó a acusar al gobierno de no gestionar bien el servicio del alumbrado, ya que apuntaron que varias zonas de la población habían sido renovadas en lo que a luminarias se refiere.