El turismo cultural despega en verano

Una de las visitas guiadas este verano en el Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba. / juan josé todolí
Una de las visitas guiadas este verano en el Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba. / juan josé todolí

Cotalba debuta en sus visitas nocturnas con 200 visitantes en seis días de ruta guiada y el Palau Ducal consolida su oferta gastronómica Los visitantes apuestan por descubrir el patrimonio como complemento al sol y playa

IÑAKI LÓPEZ

gandia. Los dos emblemas patrimoniales que lideran la comarca de la Safor, el Palau Ducal dels Borja de Gandia y el Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba en Alfauir, atraen estos días a una gran cantidad de turistas que apuestan por descubrir la riqueza cultural y patrimonial. Los visitantes quieren conocer la historia y disfrutar de una oferta turística que va más allá del sol y playa.

Los datos son elocuentes y muestran una subida de los extranjeros que acuden a vivir de primera mano la historia de la comarca. Se han superado los registros del verano pasado en todos los eventos organizados. Los visitantes franceses han sido los más habituales en el Palau, seguidos de los rusos y con un considerable aumento de las personas de países del Este.

En total se acercaron hasta el Palau en el mes de julio 1.259 turistas extranjeros, lo que está considerado por los propios organizadores como unos registros «muy positivos al superar los números que se registraron en 2018 durante la misma temporada».

Franceses, rusos y turistas de países del Este han sido los principales interesados en el edificio de los Borja

Cuando cae la tarde, los visitantes buscan otros intereses alejados de la costa y que les aporten un conocimiento mayor del territorio en el que se encuentran. Por ello, el monasterio de Cotalba es otra de las paradas culturales a las que más recurren. Tanto es así que, desde el verano de 2015 en el que se empezaron a realizar conciertos y eventos en su interior, no se habían registrado tan buenos datos como este año.

Récord el sábado

Un total de 1.532 personas eligieron disfrutar de la música y de las diferentes novedades que ofrecen. Entre ellas, la gran iniciativa de ofrecer visitas guiadas por sus rincones durante la noche. Estas novedosas visitas nocturnas albergaron a casi 200 personas en tan solo seis días, ya que estas se realizan todos los miércoles de julio y agosto a las 20 horas.

El concierto del sábado de Montserrat Martí Caballé, hija de la célebre soprano española Montserrat Caballé, fue el evento más multitudinario desde que en el verano de 2015 se iniciara este proyecto. Con 428 asistentes, el recital superó todos los registros que se recuerdan en una sola velada musical. Con este éxito de asistencia se puso fin a la duodécima edición de los ya tradicionales ciclos de música clásica y jazz del emblemático edificio.

Las visitas nocturnas también se llevan a cabo desde hace algunos años en el Palau dels Borja, convirtiéndose ya en la actividad más demandada pasando por las diferentes estancias 570 visitantes en julio, superando las cifras del año anterior. La organización confirmó que en agosto las reservas ya están completas, por lo que esperan volver a superar los datos del mes pasado y alcanzar los más de 700 visitantes.

Por otra parte, las jornadas gastronómicas del Palau también se consolidan como uno de los productos del verano con mejor acogida al mantener los datos de julio respecto al año pasado y registrando ya un lleno absoluto en el mes de agosto mediante las reservas previas. En el mes de julio disfrutaron de las cenas en uno de los entornos más históricos de Gandia 277 asistentes, en las diferentes iniciativas de 'Llupol i més' y 'Sopars Borgians'.

Previsiones positivas

El 'Cine Pot d'Estiu' y la 'Música en Pantalla' han mejorado sus resultados, teniendo en cuenta que han pasado 650 personas por el patio de armas el mes pasado. Además de los datos ya confirmados, las expectativas para acabar el verano son muy positivas y van camino de convertir al 2019 en el año de la consolidación de sus iniciativas.

En definitiva, ha sido notable el aumento del interés de los turistas por conocer y descubrir el patrimonio histórico y cultural de la comarca de la Safor. Tanto en el Palau Ducal como en el Monasterio de Sant Jeroni se ha dispuesto de una oferta turística renovada y novedosa para ofrecer alternativas al ya habitual sol y playa que buscan los turistas.

Más