El turismo de campings sigue al alza y cierra agosto con 80% de ocupación y picos del 100%

Dos turistas caminan por la pasarela de acceso desde el camping Kiko Park de Oliva a la playa de Terranova-Burguera. / lp
Dos turistas caminan por la pasarela de acceso desde el camping Kiko Park de Oliva a la playa de Terranova-Burguera. / lp

Los empresarios están satisfechos con los datos de este verano, que registran un crecimiento de cuatro puntos respecto al año pasado

ROCÍO ESCRIHUELAGANDIA.

El turismo de campings continua la tendencia alcista de los últimos años y este verano vuelve a crecer en la Safor a un ritmo que parece que de momento no tiene freno tras la apuesta del sector por darle visibilidad. En la comarca, la ocupación del mes de agosto deja unos registros del 80%, aunque con picos que alcanzan el 100%.

Unas cifras que ha dado a conocer a LAS PROVINCIAS José Frasquet, presidente de la Federación de Campings de la Comunitat Valencia y CEO de Kiko Park, ubicado en Oliva, localidad de la Safor que lidera este tipo de turismo en cuanto a número de establecimientos. Para Frasquet este ha sido un «buen verano, aunque sin batir récords», pero los registros de ocupación de la comarca son similares a la media de la Comunitat, por tanto «estamos muy contentos con el verano que hemos tenido», apuntó.

Respecto al mes de julio, el presidente de la federación especificó que la media de los fines de semana ha sido del 90% con «muchos puntos de ocupación rodando el 100%» en viernes y sábado, mientras que entre semana ha estado alrededor del 70%. «En cifras absolutas respecto a 2018 julio ha sido ligeramente superior al año pasado con un incremento que no llega al 1%», indicó.

El cliente nacional y que viaja en familia es el más habitual en verano, con estancias de seis días

Mayores registros han tenido los campings de la Safor durante el mes pasado con una «ocupación prácticamente del 100% hasta el día 23 de agosto». Un descenso que podría tener relación con el anuncio de la llegada de las primeras lluvias, pero que a pesar de todo ha mantenido las cifras «por encima del 80%» llegando a crecer en cuatro puntos respecto a los registros de agosto de 2018.

Perfil de cliente

El turismo de campings es uno de los que mayor diferencia presenta en cuanto al perfil de clientes dependiendo de la temporada, así como de la duración de la estancia en los establecimientos. De hecho, Frasquet apuntó que en invierno existe un mercado mayoritariamente internacional, sobre todo del centro de Europa, y parejas de edad más avanzada, mientras que en verano los visitantes son de diversos puntos de España y es un cliente «muy familiar».

El número de noches que se alojan también presenta variedades según la época del año y es «totalmente diferente» el invierno del verano. En julio y agosto eligen estancias de entre seis y siete días, mientras que el resto del año llegan para periodos más largos, explicó el presidente de la Federación de Campings de la Comunitat Valenciana.

Diferencias que también son patentes en el tipo de alojamiento qué eligen los clientes según la temporada en la que viajan. En verano, por la climatología, los visitantes disfrutan más de un tipo de alojamiento más al aire libre y con los equipos básicos de camping, mientras que con la llegada del frío las caravanas y autocaravanas tienen mayor protagonismo.

A pesar de que las condiciones meteorológicas son mejor en verano, para el turismo de camping uno de los grandes aliados es el mercado internacional con clientes que llegan en temporada baja huyendo del frío de sus países de origen. Un impulso que contribuye a liderar la desestacionalización y que llevó a los campings de la Comunitat a alzarse con los mejores registros de noviembre a marzo donde los establecimientos ubicados en zonas turísticas alcanzaron el 75% de ocupación.