El turismo de campings gana adeptos y la Comunitat lidera la ocupación en invierno

Clientes en el restaurante Kiko Port, principal zona de restauración del camping Kiko Park de Oliva. / lp
Clientes en el restaurante Kiko Port, principal zona de restauración del camping Kiko Park de Oliva. / lp

Los establecimientos en zona turística se sitúan de noviembre a marzo en el 75% gracias a clientes extranjeros atraídos por el buen tiempo

ROCÍO ESCRIHUELA OLIVA.

El turismo de campings está creciendo en los últimos años. La apuesta del sector por ofrecer los mismo servicios que un hotel sin renunciar al confort está dando sus frutos. Los campings de la Comunitat son líderes en toda España y así lo reflejan los datos.

«Los establecimientos situados en zonas de línea turística se sitúan de noviembre a marzo por encima del 75% de ocupación». Así lo ha expresado a LAS PROVINCIAS José Frasquet, presidente de la Federación de Campings de la Comunitat Valenciana, y CEO de Kiko Park Oliva, establecimiento que acaba de recoger en Alemania el premio a la innovación del sector del Camping and Caravaning de Europa.

Los campings están marcando la desestacionalización gracias al perfil de campista que es «totalmente diferente al del verano». «El cliente de estos meses es gente mayor que busca estancias largas y que llegan atraídos por la climatología de la zona», apunta Frasquet. «El sol está aquí y para los extranjeros el sol es calidad de vida».

«El camping cada vez está más de moda. Es una realidad en Europa y está entrando en España»

El buen tiempo es el gran aliado de los campings que «desde los años 90 se están renovando y adaptando los servicios para el invierno, además de promocionarnos en Europa». Y es que en estos países la cultura de ir de vacaciones a este tipo de establecimientos está muy arraigada, «tiene más tradición que en España», indica Frasquet que señala que en Inglaterra más de un 20% se alojan en campings, un 22% en Alemania y asciende hasta el 33% en Holanda.

Gran desconocido

En España el interés por salir de vacaciones y alojarse en un camping está en auge, a pesar de que «en el mercado nacional el camping es un auténtico desconocido» pero el sector trabaja desde hace años en «darle visibilidad». Frasquet ha explicado que en nuestro país la cultura es diferente respecto a estos alojamientos, «vamos 30 años detrás de los europeos». «El camping en los años 80 se valoraba como una forma pobre de salir de vacaciones, pero no es la realidad de ahora que con bungalows y caravanas se pueden ofrecer los mismos servicios y el mismo confort». De hecho, según ha explicado, el sector está evolucionando a establecimientos tipo resort y ya se pueden encontrar en muchos campings ofertas gastronómicas de gran nivel, con spa, salas de reuniones o programas de animación.

Esas líneas han sido la gran evolución que ha sufrido el sector en los últimos años con una «gran transformación del camping y del campista. Ofrecer servicios que está demandando el mercado con más confort y más calidad». Todo ello dirigido a consolidar el sector porque «el camping cada vez está más de moda. Es una realidad en Europa y está entrando en España».

Para los empresarios del sector la clave está en el extranjero y es allí donde han puesto su punto de mira para conocer las debilidades de los posibles clientes. Frasquet ha viajado estos días a Alemania y Holanda a las principales ferias del sector. «Allí además de la promoción también convivimos con otros empresarios para compartir experiencias e inspirarnos».

Premio internacional

Precisamente en la Feria de Vakantiebeurs de Utrech es donde Kiko Park ha recibido el reconocimiento de The Caravan and Motorhome Club y Alan Rogers que ha premiado al establecimiento de Oliva por su apuesta por la innovación y la calidad turística.

Más de 50 años de experiencia avalan a Kiko Park y este galardón supone «un reconocimiento muy importante a una labor que llevamos haciendo muchos años donde hemos apostado por la calidad de las instalaciones y servicios enfocándolas a crear un ambiente de resort y apostando por la internacionalización del establecimiento», indicó el CEO de la compañía.

Frasquet no ocultó la satisfacción por este premio que es «un elemento motivador para continuar con nuestro trabajo». El establecimiento destaca también por la reciente remodelación de su principal restaurante Kiko Port. Los campings en Oliva son el plato fuerte del sector turístico y la ciudad apostó desde los años 60 por este tipo de alojamientos. De hecho, Frasquet apunta que Oliva es una de las ciudades con mayor oferta de plazas de la Comunitat, con un perfil de cliente extranjero durante todo el año excepto en el mes de agosto.

 

Fotos

Vídeos