«Tavernes posee un gran colectivo fallero y merece tener una representante»

Cristina Martí Martínez, fallera mayor de Tavernes. / salvador vercher
Cristina Martí Martínez, fallera mayor de Tavernes. / salvador vercher

La joven asume el cargo con la responsabilidad y el honor de afrontar una nueva etapa de su vida, que siempre ha estado marcada por esta fiesta Cristina Martí Martínez Fallera mayor de Tavernes

IÑAKI LÓPEZTAVERNES.

La nueva fallera mayor de Tavernes afronta el cargo con una gran ilusión y responsabilidad por representar a los falleros de su localidad. Cristina tiene 41 años y es de la falla Prado, además de haber pertenecido a la corte de honor de 2016.

Aceptando el cargo, Cristina pone fin a un año de vacío en la máxima distinción de las fiestas josefinas valleras que recupera esta figura gracias también al compromiso de la nueva dirección de la Federació de Falles con Ximo Pons al frente, quien compartirá junto a todos los integrantes de la junta local todos los actos.

-En el momento en el que el alcalde le hizo la llamada, ¿qué sintió al aceptar la responsabilidad?

«Las Fallas son una fiesta para todas aquellas personas que tengan ganas de vivir y de pasarlo bien»

-Una gran emoción y responsabilidad. He cumplido uno de mis sueños. Desde pequeña he ido adquiriendo un gran sentimiento fallero gracias a mis padres, quienes fueron los fundadores de una de las comisiones falleras de Tavernes.

-¿Qué sentimientos le crea ser la máxima representante de las Fallas en su ciudad?

-Tengo la suerte de pertenecer a un pueblo con una larga tradición fallera, que vive esta fiesta con gran intensidad. Por ello, me siento muy orgullosa de poder representar a las seis comisiones de mi localidad.

-Con su elección se recupera la figura de la fallera mayor tras un año de vacío, ¿le hace especial ilusión ser usted la que vuelva a ostentar el cargo?

-Lo que realmente me hace ilusión es que se recupere la figura, ya que Tavernes tiene un gran colectivo fallero y lo merece.

-¿Cómo vivió el pasado curso fallero sin la figura de máxima representante?

-Ostenté el cargo de delegada de eventos en mi falla, así que, al igual que todos los años, he trabajado para mi comisión.

-¿Qué ha sido para usted las Fallas hasta antes de su elección?

-Las Fallas siempre han ocupado un lugar destacado en mi vida. Toda mi infancia y juventud han transcurrido dentro de esta fiesta.

-¿Cambia algún sentimiento en su interior cuando le comunican que es la elegida?

-No cambia nada. En todo caso, aumenta mi alegría y mi preocupación por dejar en el lugar que se merecen a las seis comisiones falleras y el municipio de Tavernes.

-¿Qué espera usted de las seis comisiones falleras que le acompañarán durante todo su reinado?

-Sé con total seguridad que todas ellas estarán a mi lado, al igual que yo estaré para todo aquello que necesiten.

-Ser fallera mayor está cargado de responsabilidad y de actos, ¿cómo tiene previsto compaginar esto con su ritmo de vida habitual?

-Con mucha organización. Por suerte mi trabajo me permite cierta flexibilidad y facilitará toda mi labor como fallera mayor. Además, tengo un gran equipo de personas detrás que forman la Federació de Falles. Ellos van marcando todos mis actos y junto a mi familia, que es mi pilar fundamental, estarán siempre conmigo durante esta maravillosa experiencia.

-Será el centro de todas las miradas, ¿se podrá acostumbrar a eso?

-Realmente no me preocupo demasiado de ello, prefiero centrarme en llevar esta responsabilidad con todo el respeto que merece.

-¿Qué actos espera con más ilusión?

-Especialmente la crida y la ofrenda. Sé que puede resultar muy tópico en el mundo de Fas fallas, pero es realmente lo que siento.

-¿Cree que las Fallas son sólo para los falleros?

-Las Fallas son para toda aquella persona que tenga ganas de vivir y pasarlo bien. Con respeto y sentido común, creo que las Fallas ofrecen alternativas para todos los gustos y todas las edades. No en vano, ya somos Patrimonio de la Humanidad.