Tavernes intensifica los controles durante los cinco días del Iboga para garantizar la seguridad

Un concierto de una edición anterior del Iboga en Tavernes de la Valldigna. / lp
Un concierto de una edición anterior del Iboga en Tavernes de la Valldigna. / lp

La Policía Local refuerza la vigilancia en todo el término municipal para evitar la entrada a la playa de alcohol, drogas o equipos de música

Ó. DE LA DUEÑATAVERNES.

La playa de Tavernes espera desde hoy hasta el próximo domingo a más de 50.000 personas. La costa vallera alberga el Iboga Summer, uno de los festivales más conocidos del litoral valenciano. La celebración de este evento pone en alerta a todos los cuerpos de seguridad, que han puesto a trabajar a medio centenar de efectivos durante los próximos cinco días.

Entre los agentes del dispositivo hay miembros de Policía Local vallera, Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Autonómica, como relató ayer el edil de Seguridad de Tavernes, Josep Llàcer, además de voluntarios de Protección Civil. El concejal nacionalista reconoció que la ciudad se ha blindado y que los controles en todo el término se han redoblado estos días, ante el inicio del festival.

De hecho, tanto en algunas vías de la localidad como la avenida Valldigna y en algunos accesos a la playa de Tavernes hubo controles de los agentes locales. La intención, dijo Llàcer, es «prevenir incidentes». «Contamos con ocho años de experiencia organizando festivales y sabemos algunas de las cosas que pueden pasar. Por este motivo se hacen estos controles de prevención antes de que arranque la fiesta», agregó el concejal.

Prevención de 'raves'

El edil de Seguridad vallero incidió en la necesidad de evitar la entrada en la playa del alcohol y drogas, ya que esto genera problemas durante los días del festival. Todo ello conlleva una sanción, siempre que son requisados por los efectivos de seguridad. Además, los agentes están muy atentos a otro tipo de elementos como equipos de música, que pueden acabar en fiestas alternativas, las conocidas 'rave'.

«Ya en el Festivern, el pasado fin de año, se intervinieron tres coches con equipación para este tipo de fiestas», añadió Llàcer. En algunos vehículos se requisaron hasta equipos electrógenos para poder prolongar estas fiestas alternativas durante varios días.

Por este motivo, precisó, se lleva a cabo una labor preventiva tan minuciosa: «Lo importante es detectar este material antes de que entre en la playa, ya que si luego se pone en marcha genera muchos problemas de convivencia y eso es lo que se quiere evitar durante estos días en la playa».

El edil de Tavernes comentó que pasado el certamen estos aparatos se devuelven a sus propietarios, aunque se expide la sanción correspondiente, al igual que a quien se le requisan bebidas o sustancias estupefacientes.

Llàcer explicó que el Iboga es un festival «importante» y que espera rebasar la cifra de asistentes del pasado verano, que se fijó en 50.000 jóvenes. Por ello, en la última junta de seguridad se estableció un amplio dispositivo de seguridad compuesto por los cuatro cuerpos de seguridad.

«Habrá patrullas de todas las policías vigilando el certamen, pero también habrá agentes de paisano, con la intención de prevenir peleas u otros altercados», apostilló el concejal de Tavernes. El edil además recordó que la parcela de acampada es de grandes dimensiones: «Unos 40.000 metros cuadrados».

Por ello, necesita una supervisión especial por parte de los cuerpos de seguridad. El solar está ubicado cerca de la avenida Blasco Ibáñez, en el Sector 13 de la localidad, algo que también motiva a las autoridades a evitar cualquier tipo de incidente con tema del ruido, precisó

Los controles seguirán estos días y estarán reforzados con la seguridad privada que tiene el festival, como establece la normativa, según informó el edil Llàcer. Además del medio centenar de agentes de los diferentes cuerpos de seguridad, el festival cuenta con vigilancia privada. Llàcer explicó que hay un efectivo por cada mil personas, por lo tanto que barajan entre 10 y 15 vigilantes diarios, además de otros tantos auxiliares.

Más