Los siete siglos de historia de Sant Marc traerán a Gandia a 50 expertos en un congreso en 2020

Sala de Homes del antiguo Hospital de Sant Marc de Gandia, el siglo pasado. / lp
Sala de Homes del antiguo Hospital de Sant Marc de Gandia, el siglo pasado. / lp

El Museu Arqueològic albergará durante el mes de abril las jornadas donde se abordará la relevancia de estas instituciones sanitarias

Ó. DE LA DUEÑAGANDIA.

La historia y la relevancia que tuvo el antiguo Hospital de Sant Marc de Gandia durante siete siglos ha sido clave para que la capital de la Safor albergue en 2020 un congreso en el que participarán 50 expertos en Historia. Buena parte de los estudiosos que acudan en abril del próximo año a esta cita serán investigadores universitarios, pero también se espera la llegada de muchos especialistas en la materia de otras instituciones.

Los días 27 y 28 de abril el Museu Arqueològic de Gandia (MAGa) albergará la novena edición de 'Els abrils de l'hospital', un ciclo de congresos que estudia cada año ejemplos claros de cómo fue la atención sanitaria en el pasado, desde la Edad Media hasta hace sólo unas décadas, como precisó ayer el arqueólogo municipal de Gandia, Joan Negre.

Para ello, el edificio del antiguo Hospital de Sant Marc, donde hoy está el museo, es uno de los mejores ejemplos: «Fue pionero en el Reino de Valencia. Abrió en el siglo XIII, bajo la tutela del Consell de la Vila, el organismo que regía entonces el municipio». Se trata, por tanto de un edificio que ha estado en activo durante siete siglos, ya que clausuró su actividad hace sólo unas décadas, en 1973, ante la inminente apertura del Francesc de Borja.

Función y recursos

El tema que regirá el congreso de este año es 'Menjar a l'hospital. Abastiment i assitencia a les institucions hospitalàries'. En estos certámenes se abordan todos los temas relacionados con la materia, tanto el funcionamiento de los hospitales, de dónde obtenían los recursos o su arquitectura e historia, precisó ayer Negre. Todo esto hace del viejo hospital una plaza única en la Comunitat Valenciana y en España: «Con el paso del tiempo creció y se convirtió en uno de los hospitales de referencia valencianos. La llegada del Ducado y la influencia de los Borja ayudó mucho a la mejora y renovación del edificio. Esta familia se encargó de la ampliación y costeó el mantenimiento, como principales mecenas de la ciudad durante años».

En los siglos XV y XVI el hospital experimentó una verdadera transformación y la influencia de la familia valenciana más internacional sirvió para consolidar el recinto, al igual que otros edificios emblemáticos de Gandia como la Colegiata o el Palau. Negre recordó que el Hospital de Sant Marc estuvo activo hasta el año 1963 y que en sus últimos años estuvo dedicado, casi totalmente, a una maternidad.

El congreso contará con 50 participantes y algunos de ellos podrán exponer sus temas de investigación. Negre explicó que en una semana se abrirá el plazo para que los interesados aporten sus propuestas de comunicación y se haga una selección. Habrá unas 20 intervenciones y el programa se conocerá a principios de año. El director científico de esta edición del congreso será Frederic Aparisi. Un historiador de Gandia que desarrolla su labor investigadora en la Universitat de Lleida.

De hecho, el certamen está coorganizado por esta institución académica catalana y por el Museu Arqueològic de Gandia, mediante el Departamento de Arqueología y Patrimonio, que dirige la edil Alícia Izquierdo.

Izquierdo resaltó la relevancia del congreso: «Vamos a tener en Gandia a 50 expertos en historia, que después comentarán a sus alumnos la importancia de la capital de la Safor». Negre remarcó la importancia del tema que se tratará en Gandia: «Durante siglos los hospitales fueron instituciones donde acudía la gente sin recursos y recibía en la mayoría de los casos, simples cuidados paliativos. Es una materia digna de estudio».

Los médicos ejercían su profesión de forma liberal como lo han hecho durante siglos «notarios o abogados» y «sólo quien podía pagarles tenía médico», el resto iba a los hospitales. En el caso de Gandia estaba regido por la ciudad, en otros por instituciones religiosas.

Más