La sequía y las elevadas temperaturas provocan la muerte de decenas de peces en Tavernes

El canal de defensa entre Tavernes y El Brosquil con decenas de peces muertos flotando en el agua con un caudal mínimo . / r. escrihuela
El canal de defensa entre Tavernes y El Brosquil con decenas de peces muertos flotando en el agua con un caudal mínimo . / r. escrihuela

El bajo nivel del agua en el canal de defensa y la ausencia de correntía del caudal han provocado que las especies se hayan quedado sin oxígeno

ROCÍO ESCRIHUELATAVERNES.

Decenas de peces muertos han aparecido flotando en el canal de defensa que separa la playa de la Goleta de Tavernes y el término municipal de Cullera, en El Brosquil. Una mortandad que se ha producido por la escasez de agua en esta zona debido a la sequía, así como a las elevadas temperaturas que se han registrado estos días y que han provocado que las especies se hayan quedado sin oxígeno y hayan muerto.

Una situación que ha llamado la atención a los vecinos que transitan por esta zona y que desde ayer a primera hora los operarios de la brigada municipal ya trabajaban en retirar los peces y dejar limpio el canal para evitar esta imagen, así como el olor que podrían desprender si se pudren.

Este capítulo de mortandad de peces se debe a que la zona en cuestión es un canal de desagüe y no hay corriente natural de agua y ha provocado esta situación a la que se han unido otros factores externos como son el nivel del agua y el calor. El edil de Agricultura, Emili Enguix, apuntó ayer a LAS PROVINCIAS que ha sido «la conjunción de varios factores como el descenso del nivel de agua y los días fuertes de calor los que han provocado que se acabe el oxígeno».

Los operarios de la brigada municipal retiraron ayer las especies para evitar olores y la mala imagen

Enguix lamentó la situación que visualmente no es agradable pero esto también se debe a la zona en cuestión donde se ha producido ya que se trata de un canal de desagüe, y no es una acequia o un río, explicó. La circulación del agua es necesaria para evitar este tipo de situaciones de falta de oxígeno y por ello desde el ejecutivo estudiaban ayer por la mañana posibles soluciones para evitar males mayores.

El responsable de Agricultura apuntó a la posibilidad de poner en funcionamiento las turbinas para la circulación del agua. Una acción que depende del sindicato de riegos y con quienes el Ayuntamiento ya había hablado de la situación para poner remedio de manera inmediata. Estaba previsto que anoche se accionarán las turbinas para paliar estos efectos y dar salida al agua.

Además, desde el ejecutivo también estuvieron ayer en contacto con responsables del Seprona para analizar la situación y el edil confirmó que el culpable de esta situación no es ningún vertido.

Del mismo modo, Enguix añadió que las compuertas hacia el mar están cerradas ya que el nivel del agua es más bajo que el del mar y abrir esta salida sólo provocaría que entrara el agua salada. En algunas zonas es visible el escaso caudal de sólo unos 20 centímetros. El concejal de Agricultura recordó que hace unos meses el canal de defensa estuvo totalmente seco y los operarios aprovecharon esa situación para limpiarlo. De hecho, las maquinas retiraron el lodo que estaba acumulado en el fondo de este canal que separa Tavernes y Cullera.