El PP sella la paz con Carla Ripoll y la ficha para coordinar el gobierno si gana en Gandia

Carla Ripoll junto a otros líderes del PP, en el acto de presentación de Víctor Soler en Fomento. / lp
Carla Ripoll junto a otros líderes del PP, en el acto de presentación de Víctor Soler en Fomento. / lp

El candidato a la alcaldía Víctor Soler anuncia que la exsenadora regresa a la política local y que será su «mano derecha» si logra la vara de mando

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El Partido Popular de Gandia ha echado mano de una histórica de la política local para fortalecer su grupo de trabajo de cara a las elecciones municipales del próximo mes de mayo. La formación ha recurrido a Carla Ripoll. La que fuera edil durante varias legislaturas y senadora entre los años 2011 y 2015 se sumó ayer al proyecto de Víctor Soler.

La vuelta de esta dirigente a la política activa supone el deshielo en el partido en Gandia, donde buena parte del colectivo ha abogado durante años por su regreso. Todo ello tras su salida del ejecutivo de Gandia en 2011, con Arturo Torró de alcalde. En aquel momento, su marcha a Madrid como senadora se vendió como un logro, aunque nadie ha escondido con el paso del tiempo que su marcha «no fue un acierto».

Ripoll ha mantenido siempre buena sintonía con el PP de Gandia, donde se afilió en 1983, aunque también ha abogado por la unión comarcal. Ha tenido siempre una relación muy estrecha con los dirigentes del PP en la Safor. Su vuelta, por tanto, sirve para cerrar viejas heridas en la formación local, como tanto ella como Soler reconocieron ayer.

Siete años de espera

El edil era hombre de confianza de Torró durante la pasada legislatura y Ripoll dijo ayer que desde su marcha al Senado «tenían un café pendiente». «El café ha tardado siete años, pero ha llegado», aseveró la «fichaje estrella», como la denominó Soler en reiteradas ocasiones.

En cualquier caso, Ripoll estará con el PP pero no formará parte de la lista. «Víctor y yo hemos hablado mucho y hemos pensado que lo mejor es que no vaya en la lista. Hay que dejar espacio libre para la gente que viene».

«En política tienen que salir unos para que entren otros», remarcó la popular. Soler aseguró que Ripoll será su mano derecha si accede al gobierno y para ello no es necesario que vaya en la lista: «Será la coordinadora general de ejecutivo si el PP llega a la alcaldía». El candidato quiere para Ripoll un puesto similar al que ocupan ahora en el gobierno Vicent Mascarell o Salvador Gregori, que son coordinadores de área, pero «con mucho más peso».

De hecho, ella misma aseguró que estará en «la sala de máquinas, definiendo estrategia y gestionando la acción de gobierno» si el PP obtiene la alcaldía. También afirmó que cabe la posibilidad de gestionar algún área en concreto.

La exsenadora milita en el PP desde el año 1983 y explicó que regresa con muchas ganas de trabajar por Gandia. Ripoll lleva, por tanto, décadas en el partido y ha estado en la oposición en distintas etapas. Ha vivido, además, fracturas como las experimentadas con la salida de líderes locales como Rosa Fuster o Fernando Mut.

Pero también vivió la mejor época del partido en Gandia, cuando en 2011 Arturo Torró logró la primera mayoría absoluta en la Ciudad Ducal durante la democracia, pese a que su estancia en ese gobierno fue breve.

Ripoll, por otra parte, no escatimó en halagos hacia el nuevo líder del partido. «Víctor Soler ha conseguido unir al partido y buena prueba de ello es que yo estoy aquí». De la misma manera, Ripoll aclaró que «no ha sido nada difícil llegar a una decisión siendo Soler el candidato, por su humildad, sinceridad y honestidad, además de su gran evolución para ser el perfecto alcalde de Gandia. Experiencia, perspectiva y un amor indudable por la ciudad». Finalmente, Soler puso en valor «la lealtad de Ripoll al Partido Popular». «Es inquebrantable, una persona muy identificada y que representa la esencia de nuestro partido», concluyó.

Más