Ròtova dedica su Porrat al Monestir de Sant Jeroni y recuerda la figura de Felipe II

Unión de Ròtova y Cotalba. Leonor de Arizón Trenor, María Jesús Trenor, y el alcalde de Ròtova, Antonio García, en el refectorio junto a un retrato de Felipe II. / Ó. D.
Unión de Ròtova y Cotalba. Leonor de Arizón Trenor, María Jesús Trenor, y el alcalde de Ròtova, Antonio García, en el refectorio junto a un retrato de Felipe II. / Ó. D.

La fiesta centra sus actos en el monarca de los Austrias, que estuvo en el cenobio en 1582 y los vecinos le agasajaron celebrando Sant Macià

Ó. DE LA DUEÑA

El Porrat de Sant Macià de Ròtova tiene un origen que muchos desconocen. La fiesta comenzó su andadura en 1582, hace 437 años, y lo hizo gracias a la visita de un monarca español al Monestir de Sant Jeroni de Cotalba, Felipe II. El que fuera hijo del Emperador Carlos I estuvo alojado en el cenobio un 22 de febrero y las inclemencias atmosféricas le obligaron a permanecer varios días en el recinto regentado por los monjes jerónimos.

La inusual presencia de un monarca en las tierrras del Vernissa hizo que los vecinos de Ròtova y de otras poblaciones cercanas de esta valle festejaran a modo de romería la fiesta de Sant Macià y lo hicieron con la intención de hacer más amena la estancia del monarca de los Austrias en la Safor, mostrando los productos que cosechaban en sus tierras y la artesanía de la zona.

No lo sabían, pero con esta acción hicieron historia y dieron el pistolezado de salida al Porrat. La fiesta ha seguido durante siglos y en los últimos años ha crecido de forma exponencial, conviertiéndose en uno de los actos de referencia de la programación festiva y religiosa de la Safor y la Vall d'Albaida.

Por todo ello, Ròtova ha querido este año reconocer la labor callada del monastario durante siglos y este año le dedica el Porrat bajo el título 'Cotalba, l'origen d'un Porrat'. Habrá mercado medieval y renacentista, música, discomóvil, talleres para los más pequeños, espectáculos, una Fira Agroalimentaria y visitas guiadas al monasterio. El alcalde de Ròtova, Antonio García, fue el encargado de realizar ayer la presentación del acto. Estuvo acompañado del técnico de Cultura, José Francisco Jordán, y de Leonor de Arizón Trenor y Caridad Trenor, en representación de la familia propietaria del histórico edificio.

Participación de colectivos

La programación arranca el viernes 22 con varios actos: excursiones escolares a Cotalba, talleres, chocolatada exposiciones y una ruta de tapas Tapatova, así como la actuación de J.Jaiber's, a las 23.30 horas en la plaza Major.

García destacó que el Porrat es «una realidad cada año» gracias a los colectivos sociales de Ròtova. «Participan 14 colectivos, sin ellos la fiesta no podría realizarse». Durante el sábado y el domingo habrá todo tipo de actos: muestras de coches, de exposiciones y actos gastronómicos, todo ello con la colaboración de entidades locales.

Durante todo el fin de semana se recordará la presencia de Felipe II en el Monestir, con representaciones por las calles del municipio de su corte, la música de su época, en el Palau dels Comptes, además de otros espectáculos inspirados en el Renacimiento.