Ródenas y Carlos Gil conducen al Angels Vision hacia la victoria frente al Alginet

Carlos Gil, durante una jugada en el pabellón. / lp
Carlos Gil, durante una jugada en el pabellón. / lp

El equipo de baloncesto de Gandia, que dirige Víctor Rubio, incorpora al ala-pívot Mike Nwelue que podría debutar en Benidorm

S. ROCA

El Angels Visión Gandia consiguió una importante victoria ante el Alginet en otro encuentro espectacular que hizo disfrutar a los aficionados. El choque se resolvió en la segunda mitad gracias a la aportación de Ródenas que anotó 30 puntos y Carlos Gil que aportó 29. El resultado mantiene a los gandienses en lo alto de la tabla, empatado con Hero Jairis.

Víctor Rubio destacó la espectacularidad de los últimos partidos en casa: «La verdad es que nos estamos encontrando con auténticos partidazos como locales, entre otras cosas por el magnífico nivel de los rivales con los que nos vamos cruzando. Somos conscientes de la motivación especial que supone para los adversarios jugar en este pabellón, ante este equipo y frente a nuestra afición. Es cierto que es el recinto que más ambiente hay que más público asiste y todo esto es siempre una motivación especial para cualquier equipo».

Al analizar la victoria, el técnico del UPB Gandia quiso poner el foco en el rendimiento del rival: «El sábado nos encontramos con un Alginet soberbio en la primera parte que con ese nivel de acierto en los porcentajes de tiros que le permitiría ganar a cualquier equipo. Sin embargo fuimos capaces de rehacernos y terminar incluso por delante en la primera parte. Un 52-50 no se ve todos los días y creo que el público disfruto con el espectáculo».

Rubio tuvo palabras de elogio para Ródenas y Gil que fueron determinantes: «En la segunda parte intentamos bajar los porcentajes de tiro y lo conseguimos. Aún así, Alginet mantuvo un nivel muy alto defensivo que nos complicó mucho el partido. Afortunadamente, la defensa la defensa de la segunda parte y la aparición de dos fantásticos jugadores como Gil y Ródenas nos permitieron conseguir sumar una victoria que nos permite seguir arriba y seguir soñando con el objetivo».

El club hizo oficial a última hora del viernes el fichaje del ala-pívot Mike Nwelue, estadounidense con pasaporte nigeriano de 25 años y 1.95 de estatura. Procede de la liga universitaria NCAA2 donde jugó con Drury University.

También ha jugado en Malta con el Pavi Depirto Rabat y en el Noarlunga City de Australia en el Musel Pikes de Luxemburgo. Llega pues con experiencia ya en Europa aunque en ligas menores. Así lo ve Rubio: «Mike es un jugador que puede ocupar las posiciones de 3 y 4. Es un chico muy atlético y la verdad que tras la marcha de Novovic y Sultan Aminu junto a la de Martín Bello y que sólo haya venido Aja, no había hecho perder en rotación y fuerza. Con Mike recuperamos esta fuerza. No es un jugador muy alto pero tiene un gran salto que lo compensa para ayudarnos en el rebote y la intimidación.