Los restos de la obra se reciclarán en una planta de valorización

Los restos de la demolición del puente de acceso al residencial Montepino serán valorizados, es decir, se trasladarán a una planta de reciclaje con el fin de ser reducidos a arena y poder emplearlos en otras obras públicas, por ejemplo. Gandia estudia ya aprobar una ordenanza que regule en la ciudad la obligación de recuperar escombros y material de obra para evitar que acabe en vertederos.