La recuperación de la mocadorà y las muestras de danses centran los actos del 9 d'Octubre

Una muestra de bailes tradicionales durante el acto cívico celebrado en el Palau Ducal de Gandia. / àlex oltra
Una muestra de bailes tradicionales durante el acto cívico celebrado en el Palau Ducal de Gandia. / àlex oltra

Gandia celebra el día de los valencianos con un encuentro en el Palau dels Borja y Tavernes y Oliva lo festejan con eventos tradiciones

Ó. DE LA DUEÑAGANDIA.

La fiesta de todos los valencianos, el día 9 d'Octubre, se vivió ayer de forma 'descafeinada' en la comarca de la Safor, ante la falta generalizada de homenajes a la bandera. Hubo actos en casi todos los municipios, pero las actividades han cambiado respecto a los últimos años y han virado hacia celebraciones cívicas o actos culturales, como encuentros ciudadanos, muestras de danses valencianes y la mocadorà, en un esfuerzo por recuperar la fiesta de Sant Donís, la figura de referencia de los enamorados valencianos.

Los homenajes a la Senyera han caído en el olvido y en municipios donde se celebraban hasta el año pasado han sido sustituidos por otros, como es el caso de Ròtova, donde la bajada de la bandera dio paso a pasacalles y a un acto de homenaje a los más mayores, con reconocimiento a los vecinos más longevos de la localidad a los que se hizo partícipes de la mocadorà.

En poblaciones como Xeresa, no hubo celebración alguna: «Había prevista una sesión de danza, pero se ha tenido que aplazar al próximo domingo por problemas de agenda del grupo». Tampoco hubo actos en Almiserà: «No los ha habido ningún año, pero para 2020 vamos a intentar organizar actividades festivas para este día», indicaron desde el gobierno municipal.

No muy lejos, en Xeraco, las actividades se centraron en bailes, paellas y juegos. Además hubo una partida de pilota que reunió a decenas de aficionados. Esta fue la tónica general en todas las localidades de la Safor. En Daimús, por ejemplo, también hubo actos cívicos, entre ellos se hizo sonar el himno de los valencianos, la pieza de José Serrano Simeón. También estuvieron presentes los 'cabuts'.

En Oliva se celebró una procesión cívica. El acto arrancó a las 11 horas con una concentración en Gregori Maians. La marcha llegó hasta la plaza Jaume I, donde se hizo ofrenda de una corona de laurel y se hizo una lectura didáctica de la Crònica de Jaume I. Grupos de danses acompañaron este desfile ciudadano por el centro de la ciudad.

Gandia mantuvo el aire aséptico de años anteriores durante la jornada de ayer. El Palau Ducal dels Borja fue el lugar escogido para el acto cívico. Se reunieron representantes de la sociedad civil, cultural, empresarial y política. Un acto sin parlamentos, donde sólo el director general de Cultura de Gandia, Joan Muñoz, hizo la introducción al acto.

Hubo danza valenciana y las paradas de dulces ubicadas en el paseo de Gandia para promocionar la mocadorà estuvieron activas.

En Tavernes se celebró un acto institucional donde no hubo discursos políticos. Sí se leyó un parlamento cívico, a cargo de José Martínez 'Colero' y hubo muestras de tradiciones valencianas, al igual que en otras poblaciones como Bellreguard, Ador o Potries.