Quique Llopis pulveriza los récords junior y promesa

El atleta del CA Gandia Quique Llopis durante su participación en Madrid. / lp
El atleta del CA Gandia Quique Llopis durante su participación en Madrid. / lp

El deportista del CA Gandia maravilla al mundo del atletismo en el Meeting Internacional Villa de Madrid

S. ROCA

Quique Llopis es el nombre del fin de semana, no se habla de otra cosa. El pupilo de Toni Puig fue la gran estrella en el abarrotado Centro Deportivo Gallur de Madrid y durante el transcurso del Meeting Internacional de Atletismo Villa de Madrid, prueba englobada en el circuito mundial 'IAAF World Indoor Tour', batió un nuevo récord de España sub-20 y sub-23, antiguas categorías junior y promesa, en 60 metros vallas.

Durante la semifinal ya fue tercero colándose directamente en la final estableciendo su plusmarca personal con 7,83 lo que suponía un nuevo récord de España sub-20 con vallas absolutas.

Una hora y media después, se disputaba la final donde acabó quinto, aunque la gran noticia era que paraba el cronometro en unos estratosféricos 7,72, una nueva plusmarca que además establecía un nuevo récord de España sub-23, ya que el anterior era de 7,78 en poder de Felipe Vivancos en 2002.

Lo mejor de todo es que sus registros le permiten ir al Campeonato de Europa Absoluto de pista cubierta de Glasgow, que se disputará del 1 al 3 de marzo. La Real Federación Española de Atletismo le pedía esa misma marca con lo que no tiene que esperar a las plazas reservadas para jóvenes menores de 23 años.

Tras esta competición, el atleta azulón volverá a la competición el próximo fin de semana en Antequera (Málaga) donde participará en el Campeonato de España Absoluto en Pista Cubierta.

Triunfo de Salort

Casi al mismo tiempo, su amigo y ex compañero de grupo de entrenamiento, Luis Salort, se proclamaba en Salamanca campeón de España de la categoría sub-23 con un crono inferior, 7.90, pero que habla bien a las claras de que Salort también está con ganas de brillar en esta temporada.

Los dos se verán las caras en el Nacional absoluto y lo harán por primera vez defendiendo a diferentes equipos y bajo la batuta de entrenadores distintos, Puig y Blanquer, para añadirle si cabe más morbo al asunto. Su duelo será uno de los grandes atractivos de la cita en las vallas.