Protección Civil de Tavernes lleva una década en un local con goteras y desprendimientos

Protección Civil de Tavernes lleva una década en un local con goteras y desprendimientos

El PP denuncia el mal estado de la sede del cuerpo de voluntarios y el ejecutivo afirma que busca otro bajo que reúna las condiciones

Ó. DE LA DUEÑATAVERNES.

El colectivo de Protección Civil de Tavernes tiene su sede en un local donde soportan goteras, humedades y hasta desprendimientos, según el PP. El bajo está situado en la calle Juan de Austria, en un edificio construido en el año 1973 y que antes albergó el consultorio médico de la localidad y las dependencias de Cruz Roja. Ante esta situación el gobierno vallero busca ya una alternativa: un nuevo bajo donde ubicar a este grupo de voluntarios.

Los daños que sufre el local vienen de lejos. De hecho, existe un informe de 2012 en el que los técnicos municipales certifican que el bajo arrastraba desde hacía tiempo goteras por el mal estado de las tuberías del inmueble. Esto hacía que aparecieran humedades y que se produjeran desprendimientos de la talla. Esta situación se ha repetido durante todos estos años.

El local es propiedad de la Tesorería de la Seguridad Social, ya que cuando abrió el ambulatorio de Tavernes las competencias sanitarias eran estatales. Por este motivo, el gobierno vallero viene pagando desde hace años un alquiler por el uso de este bajo, pesa al mal estado del inmueble. El abono mensual es de 488 euros.

Intervención urgente

El Partido Popular ha sido quien ha denunciado el estado y la «dejadez» de este recinto. La portavoz de la formación, Eva Palomares, ha reclamado al ejecutivo una intervención urgente para acabar con las humedades y la suciedad del bajo, así como con los desprendimientos de techo, ante el peligro que esto supone para los voluntarios valleros de Protección Civil. Palomares criticó la falta de limpieza y de atención por parte del gobierno nacionalista de Tavernes.

Afirmó que hay «una desatención» por parte del ejecutivo hacia estos voluntarios «que están para lo que los vecinos de Tavernes necesitan, desde respaldar a los Bomberos en Fallas o en incendios forestales o apoyar a los cuerpos de seguridad en periodos festivos, entre otras situaciones.

La edil aseguró que los voluntarios «no tienen ni agua». El gobierno local reconoce el mal estado de la sede de Protección Civil, pero asegura que tras el informe de 2012 se ha requerido varias veces a la comunidad de propietarios del edificio que repare los daños.

«El técnico de Patrimonio va a pedir a los vecinos por última vez que reparen los daños causador por estas tuberías viejas, pero como la petición volverá a caer en sacro roto ya estamos buscando otro local para estos voluntarios», dijo el edil de Seguridad, Josep Llàcer.

En busca de otra sede

El concejal aseguró que el ejecutivo ya se ha planteado alquilar otro bajo que reúna las condiciones e incluso unificar en el nuevo local varios servicios de Tavernes como Protección Civil o las Brigadas de Obras y Servicios, que cuenta con más de 30 empleados públicos, precisó el edil de Seguridad.

Una vez dicho esto, Llàcer agregó que el gobierno «cumple» con sus tareas: «Antes de elecciones una brigada limpió a fondo la sede». El concejal añadió que las quejas tienen su origen en que su área solicitó al cuerpo una relación de gastos. «Además, hemos pedido que se controle el uso de las tarjetas de la gasolina, que se lleve una relación del gasto y que se controle por parte del jefe de la Policía Local». Añadió que Protección Civil tiene 4.000 euros de subvención cada año con la que debe hacer frente a sus necesidades.

Más