Promesas incumplidas y luchas de poder

Una hechicera remueve un caldero en Prado ante carteles de promesas incumplidas por los políticos. / ó. d.
Una hechicera remueve un caldero en Prado ante carteles de promesas incumplidas por los políticos. / ó. d.

Los monumentos se hacen eco de las peleas en los partidos por encabezar las listas de las municipales y se ensañan con el PP y Compromís Las críticas falleras recuerdan los proyectos que los políticos anunciaron y que han caído en el olvido

Ó. DE LA DUEÑA

gandia. La mordacidad fallera va en aumento. Es año electoral y los cuatro comicios que se avecinan están más que presentes en todos los monumentos de la ciudad de Gandia. Las promesas incumplidas de políticos en campañas anteriores, los proyectos que se han quedado por el camino y las luchas intestinas de algunos partidos por liderar la formación de cara a las municipales, sobre todo las del Partido Popular, copan la sátira de las 23 comisiones de la Ciudad Ducal.

Las Fallas tienen barra libre estos días y lo aprovechan. Todo vale durante las fiestas josefinas y por ello no dejan títere con cabeza. Diana Morant, alcaldesa de Gandia, aparece en casi todas las fallas. Su afán por defender un turismo de calidad y por abanderar proyectos la ha puesto en la picota de Vilanova, ganador de este año; Prado, Carrer Major i Passeig y Raval, entre muchos otros monumentos.

En Prado, un ninot de una bruja frente a un caldero recuerda el lema impulsado por el gobierno de Gandia para dar prestigio al nombre de la ciudad tras la época de Torró, el ya conocido 'Gandia Brilla' luce junto a la hechicera. En esta escena varias manzanas representan todo lo que quedó por el camino: el Trinquet, la Ciudad Olímpica, el Espai Innova, el parque acuático, la clínica de una conocida empresa sanitaria o la llegada de la Universidad Católica.

Las críticas relacionan a Orengo y su fichaje por una naviera con el crucero Borja de 2010

«Les promeses electorals esdevenen troles astrals, on importa més la simulació que la pretèrita i embalida cançó», reza un cartel en la falla Prado.

La alcaldesa de Gandia tampoco se salva en Sant Josep-Raval o Carrer Major. En la primera hacen también referencia a su gestión en materia turística.

«El premi gros tocarà gràcies a Transmediterrània, una pluja de milions instantànea sobre Gandia caurà». Sobre barcos y navieras, Sant Josep recupera al exalcalde Orengo y su fichaje por la empresa Baleària: «Orengo te experiència en això de la navegació, ja fletà en una ocasió a Roma un creuer d'excelència». El famoso y manido crucero Borja, de 2010.

Sant Jordi y la espada

La llegada de Josep Alandete al liderazgo de Compromís, donde será candidato a la alcaldía, está ligada a una figura religiosa, pese a la poca gracia que le hacen a esta formación los santos y las procesiones. El también docente está representado como Sant Jordi y ataca con una gran espada a un dragón del que cuelgan nombres como Moya o Milvaques entre otros. Al parecer hay guerra también en este partido.

Las distintas fallas han encontrado este año otro filón gracias al retraso del Partido Popular en escoger candidato y la irrupción de Vox en la política nacional y quizá en la local. En Vilanova Víctor Soler, Guillermo Barber y Vicent Gregori contemplan una güija donde sus nombres aparecen. La piedra que se mueve lleva la imagen de alguien tan dura como un canto: la líder autonómica Isabel Bonig.

En la misma mesa hay alguna botella de licor, chupitos, pan y cirios. Junto a todos ellos un diccionario de la editorial Vox, probablemente para que busquen el significado de algunas palabras que desconocen los tres populares: «Com el guió un diccionari el de Vox especialment, el PP és més reaccionari i el de Ciutadans també».

Pero la lucha por liderar el PP en Gandia está presente en muchas más comisiones. En Prado, un ninot de un personaje de película -El Padrino- con sombrero, puro y pistola mira un panel con fotos de Barber, Gregori y el exdelegado del Gobierno Juan Carlos Moragues. Al primero lo llaman «Hereu del dimoni», al segundo «El postureig», y al tercero «El ciutadà eixemplar».

En Màrtirs también se hacen eco del esfuerzo de Barber por se candidato y de su pasado en el gobierno de Torró: «De no saber fer cap pressupost, Guillermo de segon ara va. És el que te menjar Torró encara que no siga Nadal».