Primera sede de la Madre Fundadora tras Valencia

Gandia fue el destino escogido por Francisca Pascual, madre fundadora de las Franciscanas de la Inmaculada, para establecer su primera sede fuera de Valencia capital y sus alrededores. Esta religiosa de familia de labradores tuvo siempre clara su devoción y que llegó a este mundo para ayudar a los demás. Tras abrir centros de ayuda en Moncada o Valencia, llegó a Gandia en 1878 para hacerse cargo de la Beneficencia.