Una pregunta acaba con un rifirrafe entre Morant y Soler

Los minutos finales del pleno de ayer fueron tensos. La sesión acabó con un enfrentamiento entre la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, y el portavoz del PP, Víctor Soler. El edil de la oposición estaba formulando una pregunta sobre el retraso de la colocación de hamacas y sombrillas, pero su cuestión fue derivando en otro tema: unas obras en el Auditorio Baladre. Ahí la primera edil le dio el alto y dijo a Soler que la pregunta estaba ya formulada y era sobre cuestiones de mobiliario en la playa.

El popular protestó y se apresuró en resumir los hechos a modo de titular de prensa: «La alcaldesa de Gandia niega el derecho a hablar», dijo. Morant insistió en que Soler conocía las normas y que sabía que la pregunta ya estaba formulada. Acto seguido, la alcaldesa levantó la sesión.