Potries iza la bandera europea tras el 'castigo' por el trato a los inmigrantes del Open Arms

Las banderas izadas. / lp
Las banderas izadas. / lp

La alcaldesa muestra su satisfacción por el desembarco y espera que el gesto de su ejecutivo haya servido para «remover conciencias»

ROCÍO ESCRIHUELAPOTRIES.

La bandera de la Unión Europea luce de nuevo ante el Ayuntamiento de Potries. El ejecutivo decidió ayer volver a izar el símbolo europeo tras el desembarco de los migrantes que navegaban a bordo del Open Arms y cumple así su compromiso de devolver la bandera a su lugar habitual una vez que las personas rescatadas en alta mar han podido llegar a un puerto seguro.

La alcaldesa Assumpta Domínguez mostró su satisfacción porque finalmente los migrantes han podido desembarcar aunque haya tenido que ser la fiscalía italiana la que haya forzado esta situación. «Existe la justicia y han sido los tribunales los que han hecho cumplir con una acción que es de derechos humanos», indicó la primer edil, quien insistió en que «los países adquieren compromisos y estos deben cumplirse.

Domínguez hizo hincapié en que ante estas situaciones no hay que hacer distinciones entre las personas porque «no son migrantes, ni turistas, son náufragos y su vida corre peligro». La munícipe instó a primer rescatar a las personas y luego ya pasar a debatir sobre «cuotas o las condiciones de refugiados». «La vida de las personas está por encima de cualquier consideración», puntualizó.

La edil de Compromís criticó la actitud del Gobierno central en este tema porque considera que ha la actuación ha sido «tarde y mal» y apuntó que «debería haber liderado una solución más rápida». Del mismo modo instó a todos los países a «consensuar una política migratoria» y dar soluciones a un «problema muy grande» para además «acabar con las mafias» en estas situaciones.

Domínguez incidió en que el hecho de retirar la bandera de la Unión Europea «no fue una decisión antieuropeísta» sino que fue para «remover conciencias» e instar a tomar medidas para que no se repitan este tipo de situaciones y «evitar que el Mediterráneo sea el mar de los muertos».

La alcaldesa también destacó que la decisión que tomó el ejecutivo que ella preside ha sido respaldada de «manera mayoritaria por los vecinos y así me lo han hecho saber». Un respaldo que además se notó con la iniciativa solidaria que se llevó a cabo en el cierre del MusicFest con la recaudación íntegra de 2.000 euros del concierto de Eva Dénia para la oenegé Open Arms a los que se sumaron otros 200 euros aportados por la comisión local de apoyo a las personas refugiadas.