La policía controla 164 patinetes pero sólo multa a dos en 15 días en Gandia

Un joven en patinete eléctrico por la calle Mayor de Gandia. / r. e.
Un joven en patinete eléctrico por la calle Mayor de Gandia. / r. e.

El edil de Seguridad Ciudadana, Nacho Arnau, asegura que los conductores están concienciados con las normas de circulación

ROCÍO ESCRIHUELAGANDIA.

Sólo dos multas es el balance de las dos primeras semanas de la campaña de seguridad que inició la Policía Local de Gandia para vigilar a los usuarios de los patinetes eléctricos, aunque ha controlado a un total de 164. Unas fechas que se han saldado con la infracción a dos conductores de este vehículo de movilidad personal, como detalló el edil de Seguridad Ciudadana, Nacho Arnau.

A pesar de las restricciones en cuanto a los lugares por donde está permitido circular según la anchura de la vía o si es peatonal, así como a la velocidad a la que deben ir, las sanciones a dos varones han sido por otros motivos. Un usuario ha sido multado por conducir el patinete hablando por el teléfono móvil, mientras que el otro sí que circulaba por un lugar prohibido, la pasarela de madera de la playa, pero no precisamente restringido a este tipo de vehículos, sino a todos, ya que el paso de estos estropea la infraestructura y una señal restringe la circulación en esta zona.

Arnau también apuntó que han sido un total de 164 patinetes eléctricos los que ha controlado la Policía Local durante esta campaña, donde los agentes han hecho hincapié en que los conductores tuvieran el certificado homologado, es decir el sello de la CE. El edil especificó que hay que tener en cuenta este distintivo ya que existe uno similar, con las mismas letras, pero su significado es China Export, y ese no vale, por tanto hay que estar alerta.

Ante estas cifras, el edil socialista ha mostrado su satisfacción por la «concienciación» de los conductores de estos vehículos de movilidad personal porque «se han portado muy bien» y ha tenido efecto la campaña informativa que se inició a principios del mes pasado, antes de iniciar el periodo de sanciones.

Del mismo modo, Arnau mostró su preocupación por los conductores de vehículos de movilidad personal que no son los propietarios de un patinete, sino que hacen uso de los aparatos de alquiler. Ante la temible proliferación de estos usuarios, desde el Consistorio ya se han puesto en contacto con estos negocios para solucionar todas las dudas al respecto de su uso.

Mientras tanto, la futura ordenanza que regulará esta cuestión se está tramitando aunque tiene un largo proceso administrativo. El reglamento ya está aprobado por la junta de gobierno, pero todavía debe pasar a exposición pública y pueden haber modificaciones respecto a la normativa que pretende el Ayuntamiento regular. De momento, el borrador contempla la recomendación de usar caso y tener seguro de responsabilidad civil, pero no será obligatorio por no contradecir a la DGT, aunque en un principio, el Consistorio barajaba esta opción.